07 abr 2020

Ir a contenido

En colaboración con

SISTEMAS INNOVADORES

Los autobuses de Barcelona avanzan hacia una mayor seguridad

La renovación de la flota permite incorporar un sistema inteligente de prevención de accidentes

Los vehículos también ganan en accesibilidad y aumentan los motores hídridos o eléctricos

Autobuses que se incorporan a la flota de Barcelona, más seguros y accesibles.

Autobuses que se incorporan a la flota de Barcelona, más seguros y accesibles.

Las tecnologías digitales tienen la capacidad de mejorar la seguridad de los automóviles, tal y como se está viendo en los nuevos modelos de coches que las marcas han lanzando en los últimos años. Uno de estos avances es el sistema inteligente de prevención de accidentes que, ahora, da el salto también al transporte público. TMB está renovando actualmente la flota de autobuses, con la incorporación al servicio de 105 nuevos vehículos entre los meses de diciembre y marzo.

Gracias a ello, el 16 % de los autobuses de Barcelona, 184 vehículos, ya tienen instalado este mecanismo que interpreta el entorno en tiempo real y alerta al conductor en caso de riesgo. De esta manera, se busca prevenir accidentes y proteger sobre todo a los peatones y ciclistas.

Las cámaras de visión artificial, tres o cinco, según el modelo de vehículo, analizan en todo momento el espacio alrededor del autobús. En caso de que detecten un riesgo de colisión, activan unas señales lumínicas y sonoras que avisan al conductor. Además, se procesan los datos y se identifican los puntos de la ciudad que concentran más situaciones de riesgo, algo que servirá para planificar actuaciones futuras en el espacio público.

Mejoras de accesibilidad y sostenibilidad

Los nuevos autobuses también mejoran la accesibilidad, gracias a dos espacios reservados a ambos lados del pasillo para facilitar el desplazamiento de sillas de ruedas y cochecitos. Asimismo, incorporan una barra de sujeción lateral, cintas ajustable y una rampa ajustada a la puerta.

Por otro lado, el  34 % de los autobuses –386 vehículos– cuentan con etiqueta ambiental y funcionan con energía eléctrica o son híbridos. El objetivo es que el año 2024 toda la flota esté formada por vehículos eléctricos o híbridos, con la excepción de los minibuses, para los que actualmente no se dispone de una alternativa eléctrica competitiva.

Temas Autobuses