Ir a contenido

En colaboración con

PARA EL ENVEJECIMIENTO DE LA POBLACIÓN

Barcelona busca soluciones innovadoras para las personas mayores en situación de dependencia

El Periódico

Barcelona busca soluciones innovadoras para hacer frente a la situación de dependencia de muchas personas mayores.

Barcelona busca soluciones innovadoras para hacer frente a la situación de dependencia de muchas personas mayores. / ayuntamiento de barcelona

El laboratorio de innovación urbana ‘i.lab’ activa un nuevo reto tecnológico para la comunidad emprendedora para mejorar la atención y la calidad de vida de las personas mayores en situación de dependencia. 

El proyecto se enmarca en la iniciativa de las superislas sociales. Es decir, unidades territoriales que tienen en cuenta las necesidades asistenciales y residenciales de las personas con dependencia.

Preparación para el envejecimiento de la población

En Barcelona viven casi 350.000 personas mayores de 65 años, y se prevé que esta cifra llegue a 420.000 personas el año 2038, el 25,5% de la población barcelonesa actual. 

El incremento de la demanda de servicios sociales de las personas mayores hace necesario encontrar soluciones innovadoras y modelos complementarios o alternativos que se adapten mejor al envejecimiento de la población.

Eso es lo que propone ‘i.lab’, el laboratorio de innovación urbana, social y sostenible que plantea periódicamente nuevas propuestas para buscar soluciones a los retos de la ciudad a través de la tecnología, y que en esta ocasión se centra en el envejecimiento de la población. 

Con la pregunta “¿Cómo podemos atender de manera efectiva a las personas mayores en situación de dependencia en el marco de las superislas sociales?”, el laboratorio invita a la comunidad emprendedora y a organizaciones innovadoras a presentar sus propuestas para este reto tecnológico.

Según los requisitos que se recogen en las bases de la convocatoria, los colectivos participantes tienen que disponer de proyectos testados o metodologías probadas que generen cohesión social (por ejemplo, que estimulen la activación de la comunidad para dar apoyo a las personas mayores) y tienen que proponer soluciones tecnológicas o de robótica que permitan hacer más efectiva la detección de las necesidades de las personas mayores y la provisión de servicios y reducir los tiempos de respuesta.

El proyecto ganador recibirá una dotación de 20.000 euros para poder implementar la solución propuesta a través de un plan piloto. Consulta aquí toda la información sobre el reto.

Fechas clave de la convocatoria

Plazo para presentar las propuestas: 26 de setiembre de 2019

Anuncio de los cinco proyectos finalistas: 15 de octubre de 2019

Anuncio del proyecto ganador: noviembre del 2019, en el marco del Smart City Expo World Congress de Barcelona