Ir a contenido

En colaboración con

PARA LA PROTECCIÓN DE LOS BAÑISTAS

Empieza la temporada de verano de la Guardia Urbana en las playas

Desde el 27 de mayo y hasta finales de setiembre, los agentes patrullarán por las diez playas del litoral de Barcelona para reforzar la prevención y mejorar la seguridad

El Periódico

Vehículo de tipo ‘quad’ de la Guardia Urbana, adaptados para circular por la arena.

Vehículo de tipo ‘quad’ de la Guardia Urbana, adaptados para circular por la arena. / ayuntamiento de barcelona

Con la llegada del buen tiempo se ha activado el Grupo de Playas de la Guardia Urbana. Desde el 27 de mayo y hasta finales de setiembre, los agentes patrullarán por las diez playas del litoral de Barcelona para reforzar la prevención y dar respuesta a situaciones y problemas que se producen en el litoral barcelonés.

Los agentes del Grupo de Playas patrullan a pie, con escúteres, con vehículos de cuatro ruedas, con bicicletas y con vehículos de tipo ‘quad’ adaptados para circular por la arena. Asimismo, para mejorar las labores de vigilancia y control de la playa y de los espigones, el grupo dispone de dos embarcaciones semirrígidas, de 6,5 y 7,5 metros de eslora, respectivamente.

Lotes de asistencia a víctimas

En caso de ser víctima de un hurto o robo, para presentar una denuncia hay que dirigirse a la Oficina Conjunta de la Guardia Urbana y los Mossos d’Esquadra, situada en la playa de la Barceloneta. Desde el módulo a pie de playa y desde otro módulo ubicado en el espigón de la playa del Bogatell los agentes municipales hacen el control y el seguimiento de todos los fenómenos que se detectan en las playas, como personas que nadan en zonas peligrosas, la venta de productos no permitidos o los robos y hurtos.

Un año más, la Guardia Urbana repartirá lotes de asistencia a víctimas de robos y hurtos en la playa. Son unas bolsas que contienen una camiseta, unos pantalones, unas chanclas y un billete de metro para que las personas que han sido víctimas de robos o hurtos mientras estaban en la playa puedan desplazarse por la ciudad para hacer las gestiones necesarias.

Balance de la actuación del 2018

El año pasado, la unidad de playas interpuso 14.972 denuncias relacionadas con la venta ambulante no autorizada de bebidas y alimentos y se intervinieron 136.457 bebidas de venta no autorizada. Por otra parte, los agentes interpusieron 106 denuncias en casos en los que no se respetaban las indicaciones de baño, la mayoría por bañarse en los espigones y en otras zonas señalizadas en las que el baño no está permitido o está restringido.