Ir a contenido

En colaboración con

LUCHA CONTRA EL ABANDONO ANIMAL

El CAACB, un referente en la acogida de perros y gatos durante medio siglo

Cada año el centro barcelonés acoge más de 2.000 animales de compañía, el 50% de los cuales son adoptados

M.R.

Voluntarios paseando perros este lunes en el Centre dAcollida dAnimals de Companyia de Barcelona, situado en la Carretera de lArrabassada. 

Voluntarios paseando perros este lunes en el Centre dAcollida dAnimals de Companyia de Barcelona, situado en la Carretera de lArrabassada.  / ROBERT RAMOS

El Centre d’Acollida d’Animals de Companyia de Barcelona (CAACB) se creó en 1972 y desde hace diez años se ha convertido en un espacio de referencia en la acogida de animales perdidos o abandonados de la ciudad. Del mismo modo, con el tiempo se ha consolidado en la promoción de la adopción responsable y la lucha contra el abandono. Una batalla -capitaneada por entidades como el CAACB- que en la última década ha conseguido reducir en 18.500 los casos de abandono de animales de compañía en España. Sin embargo, a día de hoy Barcelona continúa registrando una cifra que supera los 1.300 casos de abandono de animales de compañía al año.

Así, anualmente llegan al centro más de 2.000 animales entre perros, gatos y hurones, y de estos, aproximadamente un 50% son adoptados. Desde 2015, el centro ha acogido 8.320 animales, de los cuales 4.559 han encontrado una nueva familia con la que vivir. En la actualidad hay 230 perros y 70 gatos en el CAACB. 

El tiempo que los animales pasan en el centro varía mucho en cada caso. Hay ocasiones en que los perros permanecen en él durante tan solo 48 horas, y otras, en cambio, en las que pueden estar hasta 5 años. Independientemente de si el período es más corto o largo, los cuidadores se encargan de velar por su bienestar en el centro, aunque la prioridad siempre es que estos encuentren una familia de adopción lo antes posible. Aún así, un gran nombre de animales vivirá permanentemente en el CAACB; por sus características –perros adultos de grandes medidas o potencialmente peligrosos– acostumbran a quedarse al margen de las adopciones.

La acogida y el cuidado de los animales perdidos o abandonados es el servicio fundamental que ofrece el Centre d’Acollida d’Animals de Companyia de Barcelona. Los profesionales procuran su bienestar mientras permanecen en las instalaciones. También los voluntarios, que ocupan un lugar fundamental en el funcionamiento del centro. Como remarcan desde el centro, en el caso de los gatos que llevan un período largo en las instalaciones, es importante que no pierdan el contacto con las personas y sigan confiando en ellas. A los que hace poco tiempo que están en el centro o a los recién llegados,se les acompaña durante los primeros días, que es cuando están más asustados, para ganarse su confianza.

Localizar las familias en el caso de los animales perdidos es también una de las tareas del CAACB. Para ello es muy importante que estos estén identificados con microchip e inscritos en el Registre Censal Municipal. Este método de identificación permite al CAACB disponer de un localitzador con el que los propietarios pueden consultar con inmediatez si su perro o gato se encuentra en el centro. Actualmente, en Barcelona, la inscripción en el censo es gratuita, ya que está eximida del pago de la tasa fiscal. 

Proceso de adopción

Otra función imprescindible en el centro es la gestión y el fomento  de las adopciones con garantías. El proceso de adopción termina cuando el centro se asegura que el perro, gato o hurón se ha adaptado con éxito a su nuevo hogar. Para ello, el CAACB establece un período de seguridad con el fin de comprobar que los propietarios cumplen con sus responsabilidades. Del mismo modo sucede con la llegada de animales perdidos o abandonados al centro. Antes que estos puedan darse en adopción, tiene que pasar un tiempo mínimo legalmente establecido. Esta es una medida para evitar que los perros, gatos o hurones puedan ser reclamados una vez han encontrado una nueva familia.

En el proceso de adopción, el CAACB también asesora a las familias adoptantes sobre qué animal es el más indicado en base a sus rutinas de vida. No todas las personas reúnen las condiciones idóneas para adoptar un animal de compañía del centro. En muchas ocasiones, se trata de factores económicos o de indisposición horaria. En ese caso, existe una alternativa para aquellas personas que temporalmente puedan hacerse cargo de un perro, un gato o un hurón perdido o abandonado. Se conoce como el servicio de casa de acogida y está pensado para los animales que son especialmente vulnerables, entre ellos las crías y los  más ancianos. También aquellos que sufren enfermedades crónicas y por ello necesitan un cuidado especial. En el servicio de casa de acogida, el centro se hace cargo de la asistencia veterinaria durante las 24h.

Más allá de la adopción y la acogida, hay otras maneras de colaborar con el Centre d’Acollida d’Animals de Companyia de Barcelona. ¿Cómo? Los ciudadanos se pueden hacer voluntarios y de ese modo ayudar en la atención y el cuidado diario de los animales mientras viven en el centro. Pasear a los perros y jugar con los gatos son dos de las tareas de las que se ocupa el voluntariado. 

Actualmente, las personas interesadas en colaborar pueden hacerlo a través de las entidades sin ánimo de lucro que estan vinculadas al CAACB. Entre ellas se encuentran SOSHurones y la Associació Apasaac. En estos momentos, el equipo del CAACB está formado por más de veinte profesionales, entre cuidadores, veterinarios, expertos en educación canina, dinamizadores del voluntariado y personal de oficina. A estos se les suman más de 150 voluntarios que colaboran con el centro. 

Abandonos todo el año

En 2017, Mayo fue el mes en el que más animales de compañía perdidos o abandonados fueron recogidos en espacios como el  CAACB. Así lo indica un estudio del Observatorio Fundación Affinity de 2018. Aunque hay una opinión muy difundida en la sociedad que asocia el abandono -especialmente de los perros- a los meses previos a las vacaciones de verano, el informe lo desmiente. Este es un fenómeno que se produce en todas las épocas del año. De acuerdo con dicho estudio, la entrada de perros en centros es muy estable al largo del año. Sin embargo, la llegada de gatos es mucho más elevada durante el segundo trimestre. Esto puede entenderse si pensamos que la reproducción del gato es estacional.

«Los animales me enseñan más a mí que yo a ellos»

Alexandra Cebamanos y Esther Sánchez, voluntarias del Centre d'Acollida d'Animals de Companyia de Barcelona, este domingo en el parque central de Nou Barris.  / JORDI COTRINA

Que el CAACB siga activó casi medio siglo después de su fundación, es gracias a los profesionales y voluntarios que trabajan activamente para buscar un nuevo hogar a los animales perdidos y abandonados. Personas como Alexandra Cebamanos y Esther Sánchez, que cumplen 14 y 15 años respectivamente de voluntariado. 

¿Recuerdan qué es lo que las motivó a colaborar con el centro?
Alexandra: Mi amor por los animales. Siempre me han gustado y tenía ganas de utilizar mi tiempo libre ayudando a quien más lo necesitaba.
Esther: El amor hacia ellos e intentar ayudarles a llevar lo mejor posible su estancia en el centro.          
¿Cómo compaginan su vida laboral con el voluntariado?
A: En un inicio era estudiante, así que disponía de tardes libres en la universidad y podía subir entre semana. Actualmente sólo puedo hacer el voluntariado los fines de semana.
E: Con mucho esfuerzo pero también con mucho entusiasmo.  Nada más deseo que llegue el fin de semana para poder dedicarme a ellos.
¿En qué consiste ser casa de acogida?
A: He sido casa de acogida en varias ocasiones. Se trata de llevar a tu hogar un animal que se encuentra por alguna razón especialmente vulnerable. Serían candidatos crías lactantes o animales muy ancianos o débiles que necesitan cuidados especiales, por ejemplo. Pasan a formar parte de tu familia, tu rutina diaria y te llenan de amor. Eso hace difícil dejarlos ir a nuevos hogares. Las acogidas son un regalo trampa.
E: Tengo 2 perras adoptadas del CAACB y una en acogida también del centro. Las acogidas están muy bien pues el CAACB te facilita todo lo que necesitas y te cubren la asistencia veterinaria durante las 24 horas. Tanto la adopción como la acogida son una experiencia extraordinaria.
¿Cómo de importante es el papel de los voluntarios en el CAACB?
A: Es fundamental. No sólo para que todo funcione correctamente en el centro, si no sobre todo para que los animales que allí residen se encuentren a gusto, tengan sus “amigos” y sea un centro de segundas oportunidades.
E: El voluntariado juega un papel muy importante en el CAACB para que los perros puedan salir a pasear, los gatos y los hurones socialicen, y se promueva la adopción de los animales en ferias y eventos donde colaboran con todo el personal del centro.
¿A nivel personal, qué les aporta el voluntariado en el CAACB?
A: Felicidad. El tiempo que paso con los gatos y perros de CAACB me siento feliz de poder estar con ellos. Es increíble cómo, en un paseo o con un gatito encima unos minutos, te hacen sentir tan llena de amor. También me siento muy afortunada de saber valorar esto.
E: Me aporta serenidad, aprender la gratitud que tienen estos animales a cambio de casi nada, aprender lo que es la lealtad y lo que son capaces de hacer y dar a cambio de 30 minutos de paseo al día o a veces cada dos días. Me enseñan mucho más ellos a mí que yo a ellos.
¿Qué dirían a alguien que tiene dudas para que se decida a colaborar con el CAACB?
A:¡Que lo pruebe! A medida que vas conociendo a los animales creas vínculos con ellos, te enamoras de verlos empezar nuevas vidas y te enfadas cuando algunas cosas salen mal. Pero de nuevo el tiempo con ellos es mágico y acabas agradeciendo pasar ese tiempo con ellos.
E: Si tienen dudas no hay nada mejor  para despejarlas que subir al CAACB y ver esas caritas dentro de una jaula. Les robarán el corazón y estarán deseando hacerse voluntarios. 

Temas: Animales