Ir a contenido

En colaboración con

NUEVAS MIRADAS EDUCATIVAS

El modelo de EBM se actualiza

La revisión del modelo se ha realizado con profesionales, especialistas del sector y familias

El documento permite conocer mejor la realidad educativa de las escoles bressol municipales

M.Ruiz

El modelo de EBM se actualiza

Martí Fradera

Sancho juega con un coche de madera y corretea junto a su madre Carla, quién observa sus movimientos sentada en el suelo, descalza. Conversa distendidamente con Anna, quién también observa a su hijo Luca sentado con un dinosaurio de jaauguete en sus manos. Ambas se encuentran en el nuevo espacio familiar socioeducativo situado en la Escola Bressol Municipal Aurora, que se ha puesto en marcha este curso. “Gracias a este contexto podemos estar en contacto con otras familias y crear un tejido del cual aprendemos mutuamente”, explica Anna, quien ya llevó a su hija mayor a este tipo de servicio.

Este es uno de los contextos que ofrecen las Escoles Bressol Municipales (EBM) y los Espacios familiares. Desde el Instituto Municipal de Educación de Barcelona (Ayuntamiento de Barcelona), en colaboración con profesionales que trabajan en estos centros educativos, se ha trabajado para actualizar y revisar “El modelo de las Escoles Bressol Municipales de Barcelona”, elaborado en el año 2005, con el objetivo, entre otras cosas, de crear un nuevo documento de referencia adaptado a la realidad actual, tanto de los niños y niñas como de sus familias, conservando aspectos que se han demostrado vigentes e importantes en esta etapa educativa hasta los tres años de edad y también incorporando distintas iniciativas. Desde enero de 2019, “El modelo educativo de las escoles bressol de Barcelona”, fruto de un trabajo desarrollado durante los últimos cursos entre distintos profesionales es el nuevo marco de referencia de les escoles bressol municipales de Barcelona.

“La revisión del modelo educativo ha sido fruto de un trabajo llevado a cabo con la participación de profesionales de les escoles bressol y espacios familiares, junto también a distintos representantes del sector especializado en educación infantil y familias”, especifica Imma Bargalló, técnica del Servei d’Escoles Bressol del IMEB y referente de las tres EBM situadas en el barrio del Raval, en el distrito de Ciutat Vella.

Este proceso de revisión y actualización se inició en el marco del debate participativo «Impulsem Educació i Petita Infància», donde se habló de nuevas necesidades y nuevos modelos de atención con profesionales vinculados a la infancia de 0 a 6 años de los ámbitos educativo, social y de la salud, y con familias.

Para iniciar este proceso, desde el Servei d’Educació Infantil del IMEB se elaboró un plan de trabajo que se hizo llegar a todas las escuelas para que, en los encuentros de equipo, se destinara un tiempo de revisión y debate conjunto del documento. Las técnicas referentes del Servei de Bressol del IMEB participaron en cada una de las reuniones de equipo con las 98 escoles bressol existentes en el momento de iniciarse este proceso (en este momento 101 EBM), para hacer un traspaso y recoger el trabajo hecho por todo el equipo de educadoras y educadores, de cada una de las escuelas.

Entre otras cosas, durante el proceso, se decidió llevar a cabo una actividad formativa durante septiembre del 2018, destinada a educadoras y educadores de escoles bressol y espacios familiares municipales de Barcelona, familias y ciudadanía que trabaja para la pequeña infancia.

Ejes temáticos

“Los espacios familiares, por su propia definición, conllevan un acompañamiento y empoderamiento de las familias en su hacer como madres y padres. La escuela también tiene esta función muy clara. Las madres y los padres se sienten apoyados en la crianza”, argumenta Bargalló.

“Venir aquí te permite sentirte acompañada, escuchada, a la vez que puedo ver que mi hijo disfruta del espacio, está tranquilo, cuidado”, comenta concretamente Carla, sobre el nuevo Espai Familiar Socioeducatiu Aurora. Su testimo­nio recoge uno de los puntos clave que se revisaron en el nue­vo modelo educativo de las EBM. La relación entre familia y es­cuela, el papel del adulto y los materiales y el espacio fueron los tres ejes temáticos alrede­dor de los cuales se organizaron las jornadas formativas impul­sadas. Las conclusions del debate son resultado de los criterios que te­jen las EBM y los espacios fami­liares de Barcelona, como servicios educativos inclusivos y acogedores que favorecen  la convivencia entre todos los protagonistas, principalmente los niños y las niñas y sus familias, y las educadoras y educadores de estos centros educativos municipales.

“El modelo educativo de las escoles bressol municipales de Barcelona” está pensado en clave de continuidad sobre el trabajo bien hecho hasta la fecha, de reflexión, de cambio y mejora permanente. Un modelo transmisor de conocimiento, del conocimiento acumulado por parte de cada profesional de las escoles bressol, que posibilita a los equipos educativos avanzar des del concepto de  un niño y una niña con unos derechos y unas oportunidades que se tienen que garantizar en el presente.

Nuevos centros

Este curso, además de la Escola Bressol Municipal Aurora, se han puesto en marcha otros dos centros educativos municipales de 0 a 3 años: EBM Leonor Serrano y EBM La Morera. Estas nuevas escuelas ofrecen la posibilidad de aplicar desde un inicio las propuestas y conclusiones que se han trabajado y visto reflejadas en el proceso de revisión del modelo educativo actual de EBM y ofrecen también un espacio de posibilidades para crear nuevos proyectos que se adapten a las niños y niñas,  a las necesidades de las familias y tamibén a  las de los propios centros. Es el caso de la EBM Aurora, en la cual se lleva a cabo un proyecto piloto de diversificación horaria que da más flexibilidad a las familias para conciliar la vida laboral y familiar, a la vez que se amplia y revisa el concepto de espacio familiar desde una mirada socioeducativa.

Elisa Palau, directora de la Escola Bressol Municipal Aurora: «El vínculo con las familias es lo más valioso»

El pasado 9 de enero abrió sus puertas la EBM Aurora, un proyecto piloto en el distrito de Ciutat Vella que incorpora un servicio familiar socioeducativo que cuenta, además de dos educadoras, con una educadora social. Elisa Palau, directora del centro, explica la importancia y singularidad de este proyecto.

¿Qué caracteriza el Espai 0-3 Aurora?

La escuela está dentro del modelo educativo de Escoles Bressol Municipales, si bien pone especial acento en una mirada socioeducativa tan necesaria en todas partes pero, especialmente, en el barrio del Raval. Las EBM son inclusivas porque intentamos ofrecer a cada familia aquello que necesita. Probablemente el rasgo diferencial sea el trabajo en red tan intenso y tan ágil que desde la Escola Aurora se ofrece.

¿Qué perfil de familias acuden al centro?

Es muy diverso en lo que se refiere a orígenes étnicos o países. La riqueza de procedencias es muy grande, desde Filipinas hasta la India, pasando por Pakistán o el Magreb. Muchas famílias también son vecinas del barrio del Raval de toda la vida o viven aquñi desde hace muchos años.

¿Cuál es la relación o vínculo que se establece con las familias?

El seguimiento o acompañamiento que establecemos con las familias, el vínculo que se crea, es lo más precioso de las Escoles Bressol Municipales. Tanto desde el servicio de Escola Bressol como desde el servicio de espacio familiar socioeducativo, queremos crear un contexto donde las familias no se sientan juzgadas ni etiquetadas. De hecho, una de las tareas que más realizamos es ayudar a desculpabilizarlas, y permitir que vuelvan a sentirse empoderadas y conscientes de su valía.

Por lo tanto la escuela se focaliza en crear comunidad y red

Este es el objetivo principal. La red creada podría compararse a la de un pescador: tiene muchos nudos. La EBM es uno de estos nudos, donde confluyen los niños y las familias diariamente y dónde realmente el vínculo de confianza es grande. Esto significa tener una relación muy estrecha con otros agentes del territorio, por eso el trabajo en red en crucial. Por suerte, el Raval tiene entidades muy ágiles, muy potentes en cuanto a servicios de atención primaria y comunitarios.

La escuela va más allá de sus paredes.

Exacto. No consiste en pensar «a mí no me toca» si el problema que afecta a la familia no tiene relación con la escuela, justo al contrario. Nos gusta creer que acompañamos globalmente a las familias. Que nada que sea humano quede fuera del orden del día. Nuestro modelo de atención no parcializa a la persona, es integral y acogedor. Finalmente, la escuela es el servicio donde los familiares nos ven cada día, es donde acaban cogiendo más confianza.

¿Por qué es importante la figura del educador social en el espai familiar?

Lo vemos como una oportunidad, trabajar junto a una persona que tiene una mirada directamente del ámbito social. La combinación del foco educativo y social, en un equipo educativo con especial motivación hacia el campo social y comunitario, puede ser muy potente. La confluencia entre los dos puntos de vista será crucial en la Espai 0-3 Aurora.

¿Qué papel juega el espacio arquitectónico?

Los espacios son amplios, luminosos. Expresan calidez y acompañamiento, cualidades que también queremos ofrecer a las familias.