Ir a contenido

En colaboración con

ALOJAMIENTO E INSERCIÓN

Maria Feixa, el primer centro municipal de alojamiento para jóvenes sin hogar, cumple un año de vida

En estos doce meses el centro ha atendido a un total de 37 personas

El Periódico

Un chico alojado en Maria Feixa.

Un chico alojado en Maria Feixa. / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

El equipamiento municipal Maria Feixa abrió ahora hace un año para atender a los jóvenes sin hogar y antiguos menores tutelados por la Administración. En estos doce meses el centro ha atendido a un total de 37 jóvenes sin recursos económicos y sin las condiciones sociales o familiares para poder disponer de un alojamiento permanente.

Se trata de un equipamiento público extremadamente necesario ya que los servicios sociales municipales han visto cómo durante los últimos años ha aumentado el volumen de atención a jóvenes de entre 18 y 25 años sin hogar. En el año 2018 se atendió a un total de 1.344 jóvenes, 470 más que en el 2017 y 862 más que en el año 2015.

Alojamiento e inserción

El Centro Maria Feixa es el primer centro municipal que hay en Cataluña para alojar a jóvenes sin hogar. En este primer año de funcionamiento del centro, que tiene disponibles 21 plazas, ha atendido a un total de 37 jóvenes, de los cuales el 89 % son de nacionalidad extranjera, el 81 % son hombres y el 60 % habían sido tutelados por alguna administración pública cuando eran menores de edad (un 38 % por la Generalitat y el otro 22 % por otras comunidades autónomas).

Los profesionales de la Fundación Apip-Acap, que gestiona el centro, han trabajado este primer año en la elaboración y el seguimiento de los planes de trabajo que se derivan hacia recursos formativos y de inserción social, el aprendizaje del idioma, la acogida de personas residentes, la gestión de su documentación y gestiones del día a día como la limpieza o las visitas médicas.

Planes de empleo específicos

Una de las principales dificultades con que se encuentran estos jóvenes es el acceso al permiso de trabajo. Por eso, como medida puesta en marcha para dar respuesta a esta nueva realidad social, Barcelona Activa ha creado por primera vez planes de empleo dirigidos a jóvenes extranjeros extutelados, a los cuales se acompaña en el proceso de regularización.

Hasta ahora, siete de estos jóvenes han sido contratados por un periodo de doce meses en proyectos vinculados al programa B-Mincome de lucha contra la pobreza, y dos más en un plan de empleo vinculado a Ciutat Vella.

Temas: Jóvenes