Ir a contenido

En colaboración con

CONTRA EL ACOSO SEXUAL

Barcelona tampoco "calla" ante las agresiones machistas producidas durante el ocio nocturno

La ciudad adopta el protocolo "No callamos" contra los ataques a mujeres y lo extiende a 23 nuevos recintos y salas de conciertos

El Periódico

Cartel del protocolo No callamos.

Cartel del protocolo No callamos. / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

El protocolo “No callamos” se extiende a 23 nuevos recintos y salas de conciertos de la ciudad, que adoptarán medidas para prevenir, detectar y atender las agresiones y el acoso sexual. Además, los trabajadores y las trabajadoras del ocio nocturno se formarán para dar respuesta a los posibles casos de violencia.

Ampliación del protocolo

Con la adhesión de los nuevos espacios, el protocolo “No callamos” consolida su presencia en los principales puntos de ocio nocturno de la ciudad, con 36 festivales de música, recintos y salas de conciertos. La ampliación permitirá llegar a 1,5 millones de personas, especialmente jóvenes, que tendrán a su disposición responsables del protocolo en los recintos para atender casos de agresión y acoso sexual.

Para garantizar la correcta actuación de los trabajadores y las trabajadoras de los espacios adheridos al protocolo, se llevarán a cabo formaciones específicas de tres meses en las que aprenderán a identificar una agresión o una situación de acoso, a conocer el procedimiento a seguir en caso de producirse una situación de violencia y a respetar en todo momento la voluntad de la persona afectada.

Además, todos los recintos se comprometen a desarrollar una serie de acciones de prevención para evitar que se produzcan situaciones de agresión o acoso sexual. A partir de mayo, cuando haya acabado la formación de los trabajadores y las trabajadoras de los locales y espacios de ocio nocturno, los recintos aplicarán medidas como evitar criterios de acceso discriminatorios o sexistas, eliminar los precios diferenciados según el sexo y las bonificaciones de bebidas para las mujeres o limitar el acceso a la sala a las personas con actitudes acosadoras.

Por otra parte, los locales y recintos tendrán que evaluar las zonas oscuras, escondidas o que sean susceptibles de producir una situación de vulnerabilidad para las personas usuarias con el objetivo de priorizar la vigilancia.

Ahora, los espacios adheridos al protocolo “no callamos” son los siguientes: Palau Sant Jordi, Sant Jordi Club, Estadi Olímpic de Montjuïc, Espai del Poble Espanyol, Parc del, Fòrum, Festival Sónar, Festival Primavera Sound, Festival Cruïlla, Festival Brunch in the, City, Festival Mira, Sala Apolo, Sala Razzmatazz, Sidecar, Sala Jamboree, Sala Tarantos, Sala Moog, Sala Plataforma, Sala Arena, Sala Aire, Sala Bikini, Sala City Hall Barcelona, Espai Heliogàbal, Sala Koitton Club, Sala Luz de Gas, Espai Meteoro, Sala Otto Zutz Club, Sala Punto Bcn, Sala Safari, Sala Almodobar, Sala Almo2bar, Sala B, Sala Barts, Sala Upload Barcelona, Sala Vol, Sutton y Sala Tango.