Ir a contenido

En colaboración con

UN HOGAR CON GARANTÍAS

Fomentando la vivienda asequible

Anna Rocasalva

Un vecino observa un letrero que avisa de un ático en alquiler en su propio bloque.

Un vecino observa un letrero que avisa de un ático en alquiler en su propio bloque.

La crisis económica ha provocado una situación de emergencia habitacional que se ha prolongado hasta la actualidad. Además, estos últimos años, el repunte del precio de la vivienda ha contribuido a generar un panorama donde el acceso a un hogar ha quedado limitado no sólo a personas en situación de vulnerabilidad, sino también a personas con un poder adquisitivo moderado que no pueden mantener una vivienda de alquiler en la ciudad.

En este sentido, el Consistorio trabaja con diferentes acciones bajo el marco del Plan por el Derecho de la Vivienda 2016-2025 donde se establecen ejes y actuaciones en esta materia. Entre ellas, la de ampliar el parque público de vivienda y el parque de vivienda asequible para facilitar el acceso a aquellas personas o colectivos que más lo necesiten.

Así pues, ampliar el parque de vivienda asequible poniendo en contacto a las personas que tienen un piso para alquilar y las personas que buscan uno es el objetivo de la Bolsa de Vivienda de Alquiler, un servicio del Consorcio de la Vivienda de Barcelona que ofrece unas condiciones excepcionales tanto para los arrendatarios como para los arrendadores. 

Se trata de captar viviendas de de titularidad privada y, con una batería de garantías, servicios e incentivos, conseguir colocarlas dentro del programa para poder alquilarlas a un precio por debajo de mercado. 

Durante el 2017, se lograron captar 226 viviendas para la Bolsa de Vivienda de Alquiler, lo que supuso un aumento de un 214% respecto al 2016. Y, en la actualidad, la bolsa cuenta con 767 contratos vigentes.

LA BOLSA

La Bolsa de Vivienda de Alquiler de Barcelona se creó en el 2009 con la unificación de la Bolsa de Vivienda de Alquiler Social y la Bolsa Joven de Vivienda. A partir de entonces la Bolsa de Vivienda de Alquiler forma parte de las competencias propias del Consorcio de Vivienda de Barcelona y se gestiona a través de la Red de Oficinas de la Vivienda y la Dirección de Servicios de Vivienda del Parque Privado.

La Bolsa de Vivienda de Alquiler de Barcelona ofrece servicios de mediación entre personas propietarias de viviendas vacías y posibles inquilinos, y tiene como objetivo incrementar el número de viviendas de alquiler a precios asequibles y facilitar el acceso a unidades de convivencia y jóvenes de entre 18 y 35 años que cumplan los requisitos de acceso a la Bolsa.

LOS PROPIETARIOS

La Bolsa de Vivienda de Alquiler de Barcelona también actúa como mediadora para facilitar los acuerdos de los contrato de arrendamiento, entre las personas propietarias de viviendas vacías y posibles inquilinos, y gestiona su firma y hace el seguimiento del cumplimiento de las obligaciones contractuales.

Así, los propietarios que incluyan su piso en la Bolsa de Vivienda de Alquiler de Barcelona tendrán garantía en el cobro de la renta, con un seguimiento específico del pago del alquiler, así como una cobertura de la vivienda con un seguro multirriesgo del hogar.

Los propietarios también contarán con una serie de facilidades, como un seguro de defensa jurídica y un servicio de asesoramiento jurídico y acceso a un servicio de asesoramiento técnico. Además, se les facilitará la tramitación de la la Célula de Habitabilidad y el Certificado de Eficiencia Energética, condicionado a la firma del contrato de alquiler. Asimismo, desde el servicio se vela constantemente el buen funcionamiento del alquiler y se proporciona mediación entre las partes en caso de que sea necesario.

Finalmente, cabe destacar que la inclusión de la vivienda en la Bolsa supone alquilar el piso con responsabilidad para que se contribuye a hacer de Barcelona una ciudad más justa, para que las personas que buscan una vivienda podrán acceder con un precio asequible y con las garantías.

LOS INQUILINOS

La Bolsa de Vivienda de Alquiler de Barcelona ofrece una serie de ventajas a los inquilinos. La primera, y más destacada, es que pueden acceder a un domicilio de alquiler a un precio por debajo del mercado. El servicio de la bolsa también incluye ayudas a la búsqueda de una vivienda apropiada a las necesidades, la elaboración y firma del contrato y un asesoramiento jurídico durante todo el proceso, sin coste para el solicitante. Igualmente, comprende un asesoramiento sobre las rentas de alquiler en relación a su viabilidad económica y prestaciones sociales; un seguimiento del cumplimiento de las obligaciones contractuales y mediación de conflictos; y la elaboración del acuerdo de resolución del contrato, en su caso.

Los usuarios potenciales de la Bolsa de Vivienda de Alquiler de Barcelona son las unidades de convivencia que hayan presentado la solicitud a alguna de las Oficinas de Vivienda de la ciudad y cumplan las condiciones de haber estado inscritas en el Registro de solicitantes de vivienda de Protección Oficial de Barcelona; estar empadronadas en la ciudad y tener un nivel de ingresos brutos determinado. Dicho nivel se sitúa entre las 0,93 veces el Indicador de Renda de Suficiencia de Catalunya (IRSC) en cuanto a los ingresos mínimos brutos, y un máximo de 4 veces el IRSC ponderado, en referencia a los ingresos brutos máximos. No obstante, se dará prioridad a las mediaciones en la contratación para aquellas personas solicitantes que tengan unos ingresos brutos máximos no superiores a 2,35 veces el IRSC. 

Finalmente y, en casos muy puntuales y específicos, la bolsa también ofrece ayudas complementarias a los inquilinos, como el importe de la fianza de contratación o el primer mes de alquiler, entre otros. Es decir, la bolsa sólo asigna viviendas a las unidades de convivencia que pueden pagar un alquiler acordado destinando el 30% de sus ingresos, pero se activarán las ayudas al alquiler correspondientes (dependiendo de cada caso) en el momento en que el inquilino de una vivienda de alquiler de la bolsa tenga dificultades para pagar porque le han cambiado las circunstancias. Y es que, ante una situación de emergencia habitacional, donde el acceso a la vivienda ha quedado limitado, las iniciativas para acceder a un hogar asequible son más importantes que nunca.

Subvenciones e incentivos para los propietarios

Todos los propietarios interesados en el programa de la Bolsa de Vivienda de Alquiler de Barcelona puedenrellenar el formulario de solicitud de información en la web o dirigirse a las oficinas de vivienda.

Las subvenciones que pueden obtener los propietarios son las siguientes: un incentivo económico a la inclusión de viviendas en la Bolsa por un importe de 1.500€ si la vivienda que se tiene está vacía, y 6.000€ por liquidación de deuda en el caso de viviendas en proceso judicial. Una subvención para la Rehabilitación de la vivienda del 100% del importe de las obras de rehabilitación, hasta un máximo de 20.000€, previa valoración técnica de la vivienda y a cambio de un contrato de alquiler de 5 años. Y, finalmente, una subvención del 50% de la cuota líquida del IBI (no se descuenta del pago del impuesto, sino que se abona con posterioridad por transferencia, previa solicitud).

Además, la bolsa ofrece los siguientes beneficios: la garantía de cobro del alquiler gracias a la existencia de un fondo de garantía y un seguimiento específico para verificar que el propietario percibe el alquiler en caso de impago; y la garantía de mantenimiento de la vivienda, con un seguro multiriesgo del hogar sin coste.