Ir a contenido

En colaboración con

Reconocimiento histórico

El movimiento obrero ya tiene una plaza

La ubicación que homenajea las luchas y los sacrificios de los obreros se encuentra en la esquina del paseo de la Zona Franca con la calle del Foc

Con este nombre se recuerda especialmente la ocupación de la fábrica Seat el 18 de octubre de 1971 por sus trabajadores y la represión policial sufrida

El Periódico

Nueva plaza del Moviment Obrer, en la esquina del paseo de la Zona Franca con la calle del Foc.

Nueva plaza del Moviment Obrer, en la esquina del paseo de la Zona Franca con la calle del Foc. / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

Una placa de mármol indica a partir de hoy que el gran espacio que hay en la esquina del paseo de la Zona Franca con la calle del Foc recibe el nombre de 'plaza del Moviment Obrer'. El nombre se aprobó hace dos años, junto con el del pasaje de Antonio Ruiz Villalba, detrás de la Escuela Seat. Tanto el nombre de la plaza como el del pasaje tienen mucho que ver con las luchas y los sacrificios de los trabajadores y trabajadoras de Seat, que han formado la historia y el carácter de esta parte de la Marina.

El 18 de octubre de 1971, los trabajadores de Seat ocuparon la fábrica en protesta por el despido de unos compañeros. La brigada politicosocial de la policía franquista se había introducido en los talleres de Seat y el grado de conflictividad era muy grave. Aquel lunes, la policía entró en la fábrica y cargó con dureza contra trabajadoras y trabajadores. Uno de ellos, Antonio Ruiz Villalba, cayó abatido por los disparos de los agentes del régimen.

Desde el año 2004, cuando fue fundada, la asociación Memorial Democrático de los Trabajadores de Seat trabaja para rescatar del olvido todas estas luchas y transmitir a las generaciones más jóvenes los valores que impulsaron su compromiso personal y colectivo en aquellos tiempos de represión y falta de libertades. Una de las primeras actuaciones del Memorial fue declarar el 18 de octubre festividad de los trabajadores y trabajadoras de la Seat, en recuerdo de aquellos hechos. Cada año, en este día, acuden a la fábrica de Seat en el polígono de la Zona Franca y se encuentran con los empleados que todavía trabajan allí. Desde el 2016 visitan también el pasaje de Antonio Ruiz Villalba, situado detrás de la Escuela Seat y muy cerca de donde se produjeron los trágicos hechos.

El Memorial Democrático de los Trabajadores de Seat siempre había reclamado dedicar al menos una calle del barrio de la Marina a Antonio Ruiz Villalba, víctima mortal de la represión contra sus luchas, que marcaron al barrio y toda una época. La Ponencia del Nomenclátor recogió la petición, que llegó acompañada de muchas firmas, y prefirió dar el nombre de Ruiz Villalba a un pasaje más próximo al lugar de los hechos, mientras que para el espacio abierto en la confluencia del paseo de la Zona Franca con la calle del Foc se escogió el nombre de plaza del Moviment Obrer.

De esta manera, y de acuerdo también con la Mesa de Memoria Histórica del Distrito, la ciudad de Barcelona rinde homenaje a todas las personas que desde hace más de dos siglos se han implicado en la defensa y conquista de los derechos de los trabajadores y trabajadoras. Y lo hace en un entorno, el del barrio y la antigua fábrica de Seat, que fue referente para esta lucha de la clase obrera.

Ya hay una escultura, la Alegoría de la Marina, obra de Benito Maín, artista del barrio, que recuerda el pasado pescador y el trabajo en las fábricas del barrio. Dentro de unos meses se construirá el parque de patinaje diseñado con la participación del vecindario en el marco del Plan de barrios.