Ir a contenido

En colaboración con

Espacio Público

Refuerzo del servicio de limpieza en Ciutat Vella con vecinos y vecinas del distrito

Cuatro brigadas se encargan de limpiar la vía pública, recoger elementos abandonados, mantener las condiciones higiénicas de los parques y limpiar el arbolado

El Periódico

Un efectivo del equipo municipal de limpieza en la zona de Ciutat Vella.

Un efectivo del equipo municipal de limpieza en la zona de Ciutat Vella. / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

Un total de 27 personas complementan los servicios de limpieza de Ciutat Vella entre junio y noviembre, los meses con más visitantes, para favorecer la convivencia. Las personas contratadas son vecinos y vecinas del distrito que se encontraban en situación de paro de larga duración.

El refuerzo del servicio se concentra, sobre todo, en los puntos más críticos del distrito, con diecisiete personas distribuidas en cuatro brigadas que se encargan de limpiar la vía pública, recoger elementos abandonados, mantener las condiciones higiénicas de los parques infantiles y limpiar el arbolado.

Cada una de las brigadas da servicio a una zona del distrito: Raval norte y Gòtic norte, Raval sur y Gòtic sur, Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera, y la Barceloneta.

Por otro lado, un total de diez personas trabajan para mantener los equipamientos públicos, realizar tareas de pintura y limpiar los patios interiores.

Impulso de un empleo vinculado al territorio

El refuerzo del servicio de limpieza en Ciutat Vella forma parte de los Proyectos Integrales con Contratación PICs, incluidos en la Estrategia de empleo de Barcelona 2016-2020, y que tienen el objetivo de mejorar el empleo, acercar los servicios al territorio y fomentar el vínculo de pertenencia a los barrios con la contratación de personas que viven allí.

Se trata de contratos de un mínimo de seis meses con un salario no inferior a 1.000 euros dirigidos a personas de más de 45 años que se encuentran en situación de paro de larga duración y que por lo tanto no perciben ninguna prestación. Incluyen, además, un periodo de formación y de orientación laboral que continúa una vez acabada la relación contractual.