Ir a contenido

En colaboración con

POR UN ESPACIO PÚBLICO SALUDABLE

Medidas anti-humos

Barcelona aprobó en el 2016 un paquete de medidas -algunas ya en marcha- cuyo objetivo es reducir el exceso de vehículos contaminantes y, en general, construir una movilidad sostenible y segura

Luis Benavides

Una ciclista circula por el carril bici de Diagonal.

Una ciclista circula por el carril bici de Diagonal. / FERRAN NADEU

Para conseguir un espacio público más saludable y seguro para los peatones es necesario rediseñar la ciudad, fomentar el transporte público y facilitar los desplazamientos a pie y en bicicleta. El paquete de medidas y actuaciones impulsadas por el Ayuntamiento de Barcelona incluye: 

Bus y Metro
El Ayuntamiento espera incrementar los desplazamientos en transporte público en un 3,5% y para ello ha aumentado un 86% su inversión en los últimos siete años. Una buena muestra de ello es la nueva red de bus, que ya cuenta con 20 de los 28 líneas y que se completará este mismo año, y la renovación de la flota, ahora con vehículos híbridos y 100% eléctricos. Respecto a la red de metro, se ha ampliado la L9Sud y próximamente se pondrá en marcha la prolongación de la L10 hacia el mar. Además, se trabaja para mejorar la accesibilidad y funcionalidad de estaciones como Besòs Mar, Paral·lel, Passeig de Gràcia, Fondo y Universitat.

Tranvía
La conexión en tranvía por la Diagonal, pendiente de aprobación política en el consistorio, incrementaría la  red un 44% y doblaría el número de usuarios actuales en un 107% más, según las estimaciones del ayuntamiento. «La conexión sería eficiente económicamente ya que supondría unos beneficios de 64 millones de euros a reinvertir en mejoras de transporte público», aseguran fuentes municipales.

Red ciclista
La infraestructura ciclista seguirá creciendo con la prioridad de construir una infraestructura ciclista de calidad, de carriles bici segregados y en la calzada, para garantizar la seguridad y una buena convivencia con peatones y vehículos a motor. El objetivo es alcanzar los 233km de carriles bici y vías ciclables. Actualmente el 89% de la población tiene un carril bici a menos de 300 metros de su casa, mientras ese porcentaje era de un 72% en el 2014. Si se añaden también las zonas 30 y vías pacificadas, que permiten circular en bici de manera segura, el porcentaje asciende al 99%. A finales de año se pondrá en marcha un nuevo servicio de Bicing que funcionará 24 horas del día los 365 días del año. Además, el ayuntamiento tiene previsto triplicar el número de bicicletas eléctricas.

‘Supermanzanas’
Las ‘supermanzanas’ son unidades urbanas más grandes que una manzana de casas pero más pequeña que un barrio, con calles pacificadas. Las actuaciones se pueden agrupar en tres bloques: la habitabilidad (agrupación de usos, confort acústico, mobiliario urbano...), la movilidad (la racionalización de los recorridos y vías para peatones, bicis, mercancías, transporte privado, transporte público y aparcamientos) y la biodiversidad (naturalización de las calles con jardineras y medianas verdes, por ejemplo).

Aceras amplias
La campaña ‘BCN, ciudad de peatones’ pone el acento en la necesidad de respetar las aceras como «un espacio para las personas» y en el control para que cada uno se mueva por su sitio (las bicis y segways en los carriles segregados, los buses por sus carriles exclusivos) y aparque su vehículo (coche, bici, moto) en las zonas habilitadas para este fin, devolviendo al peatón su espacio seguro en la acera.

0 Comentarios
cargando