Ir a contenido

En colaboración con

La Ronda de Sant Antoni y Gran de Sant Andreu, nuevos ejes pacificados

Al estilo del Paral·lel, la ronda de Sant Antoni tendrá un nuevo carril bici bidireccional en el centro de la calzada

El Periódico

Así quedará la Ronda de Sant Antoni de Barcelona cuando terminen las obras de pacificación que ha previsto el Ayuntamiento.

Así quedará la Ronda de Sant Antoni de Barcelona cuando terminen las obras de pacificación que ha previsto el Ayuntamiento. / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

Una vez finalicen las obras del Mercat de Sant Antoni y se retiren las carpas provisionales, el Gobierno municipal iniciará la transformación de la Ronda Sant Antoni en un “conector cívico” con más protagonismo para el peatónla bicicleta y el transporte público.

La renovación de la vía se hará en dos fases. La primera será el tramo de Urgell-Floridablanca, que comenzará en octubre de 2018 y durará un año. La segunda fase, de Floridablanca en la Plaça Universitat, tendrá que esperará al siguiente mandato municipal.

La nueva ronda priorizará una movilidad sostenible, con énfasis en mejorar la comodidad de los peatones y en ganar espacios verdes en las aceras.

En este sentido, se eliminará un carril de circulación y pasará a existir sólo uno por sentido -ahora hay dos de subida y de bajada-. Además, habrá un cordón de servicios y carga y descarga que dará cobertura al casco antiguo de Ciutat Vella, que tiene en la ronda un punto de salida vital para el barrio.

Al estilo del Paral·lel, la ronda de Sant Antoni tendrá un nuevo carril bici bidireccional en el centro de la calzada, que recorrerá el perímetro de Ciutat Vella y que permitirá seguir avanzando en el desarrollo de la red de carriles de la ciudad.

Además, con la reapertura del tramo Urgell-Floridablanca se recuperará la conectividad para los autobuses -actualmente la gran mayoría de líneas giran hacia Sepúlveda-, y se mejorará la frecuencia de paso.

Un eje cívico renovado también para Sant Andreu

En la misma línea que en la Ronda Sant Antoni, el Ayuntamiento acaba de aprobar el proyecto de pacificación de la calle Gran de Sant Andreu, que pasará a ser de plataforma única y se convertirá en una vía cívica de gran calidad urbana con preferencia para los peatones.

El proyecto, fruto de un amplio proceso participativo, da respuesta a las necesidades del vecindario e impulsa la recuperación de espacio para los peatones en el principal eje comercial del distrito de Sant Andreu.

La propuesta final recoge las peticiones e inquietudes de los vecinos, que reflejaban la voluntad de hacer de la calle una vía pacificada que conectara las calles adyacentes. Entidades sociales como Carrers per a Tothom también han tenido un peso especial en el desarrollo del proyecto, para garantizar los criterios de accesibilidad universal.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.