Ir a contenido

En colaboración con

RESPUESTA MUNICIPAL

Violencias machistas

En 1983 se puso en marcha el Equipo de Atención a las Mujeres, un servicio pionero en Catalunya

La Unitat de Tràfic d'Éssers Humans se pondrá en marcha el próximo mes de enero

L. Benavides

La violencia contra las mujeres puede adoptar múltiples formas. Son las violencias machistas, en plural. Naciones Unidas, en la Conferencia Mundial de las Mujeres celebrada en Pequín en 1995, definió esta problemática como "cualquier acto de violencia basado en el género, que tiene como resultado, o puede tener, daños físicos, sexuales y/o psicológicos para las mujeres". Por violencia se entiende también "la coacción y la privación arbitraria de libertad, tanto en la vida pública como en la privada".

La violencia machista es una grave vulneración de los derechos humanos, un problema de salud pública (definido por la Organización Mundial de la Salud) y un problema de seguridad ciudadana.

ATENCIÓN INTEGRAL

La gran mayoría de las víctimas de la llamada violencia de género son mujeres, y eso tiene una explicación estructural, cultural, que dificulta su erradicación total. A nivel normativo, un paso necesario aunque no suficiente, el España aprobó la Ley orgánica 1/2004 con medidas de protección integral contra la violencia de género. Cuatro años después, el Parlament de Catalunya aprobó una Ley del derecho de las mujeres a la erradicación de la violencia machista.

A nivel local, la ciudad de Barcelona es pionera en materia de servicios de atención a las mujeres: en 1983 se puso en marcha el Equipo de Atención a las Mujeres, el primer servicio ambulatorio público de atención específica en situaciones de violencia de género en Catalunya, y tres años después se creó la primera casa pública de acogida de larga estada por violencia de género en la capital catalana. Con los años, estos servicios han sido ampliados y actualmente el Ayuntamiento ofrece numerosos servicios, dirigidos a la violencia en cualquier de sus formas o estados. Desde la prevención a la atención ambulatoria, pasando por la detección, la acogida de urgencia y la recuperación.

RECURSOS

Algunos de los servicios disponibles para las víctimas, algo así como la respuesta institucional a la violencia machista, son los Punts d'Informació i Atenció a les Dones (PIAD), el Servei d'Atenció, Recuperació i Acollida (SARA), el Centre Municipal d'Acolliment d'Urgència per Violència Masclista (CMAU-VM) y los pisos de acogida consorciados o conveniados por entidades del Tercer Sector.

Según los datos recogidos en el informe Millora del sistema per l'abordatge integral de les violències masclistes, los PIADs atendieron en el 2015 a 2.718 mujeres (un -7,65%, respecto el 2014), y el recurso más solicitado fue el asesoramiento jurídico (31,57%). Por su parte, el SARA atendió a 1.725 unidades familiares (15% más que en el 2014), de los cuales solo 750 acudían por primera vez.

También existe un servicio de información y acompañamiento para los hombres que ejercen violencia en las mujeres que son sus parejas o exparejas, el Servei d'Atenció a Homes (SAH). Durante el 2015, el SAH atendió presencialmente a 171 hombres (24,82% más que en el 2014). Cabe destacar, los servicios dirigidos a los menores de edad, entre 12 y 17 años, víctimas y responsables de la violencia machista: el SARA Jove y el SAH Jove respectivamente.

A la lista de servicios municipales, se añadirá a partir de enero la primera Unitat de Tràfic d'Éssers Humans (TEH) para luchar contra la explotación sexual en la ciudad, que es una de las muchas formas que adopta la violencia machista. Este nuevo servicio contará con un equipo especializado para atender a las víctimas y hacer el acompañamiento necesario, tanto jurídico como psicológico.

Desde el Ayuntamiento y su Agència Àbits ya hace tiempo que se trabaja en esta dirección, diferenciando el trabajo sexual, que es libre y voluntario, del tráfico sexual, que es un delito. "La Unitat de Tràfic d'Éssers Humans permitirá mejorar la coordinación entre áreas, cuerpos policiales y entidades sociales poniendo el foco de atención en la protección de los derechos humanos", explican fuentes municipales. "Por primera vez, Barcelona tendrá un actor de referencia con personal formado específicamente para atender a víctimas de explotación sexual", añaden las mismas fuentes.

La creación de esta nueva unidad se remonta al noviembre del 2015, cuando se crea una mesa interinstitucional contra el tráfico de seres humanos. En esta mesa participaron las diferentes administraciones, cuerpos policiales, Fiscalía, Judicatura y entidades sociales que trabajan en Barcelona.

Uno de los resultados de estas reuniones fue la definición de un circuito, todavía en fase de elaboración. "En este circuito, la unidad TEH tendrá un papel fundamental, tanto para facilitar el trabajo con los diversos actores implicados en la lucha contra esta lacra y grave vulneración de los derechos humanos, como para avanzar en la protección de los derechos de las víctimas", explican fuentes de la Concejalía de Feminismes y LGTBI, impulsora de esta nueva unidad.

La creación de un circuito permitirá garantizar la calidad de atención y acompañamiento a las víctimas de la trata. "Esta ha sido una de las prioridades de la Concejalía des del primer día de gobierno", asegura la concejal Laura Pérez. "Se está avanzando de la mano de muchos actores involucrados en la lucha contra las mafias y la creación de la Unidad demuestra de que desde el nivel local se puede actuar y ser una pieza clave en la persecución del delito y la protección de derechos", añade. 

Páginas de información de la ciudad realizadas con la colaboración del Ayuntamiento de Barcelona.

0 Comentarios
cargando