En colaboración con el

El cooperativismo: una salida laboral y de integración

Quince personas que se habían dedicado a la venta ambulante no autorizada, seleccionadas para reconducir su vida laboral

Los quince seleccionados reciben una formación que les permite analizar el mercado y decidir cómo quieren que sea la cooperativa.

Los quince seleccionados reciben una formación que les permite analizar el mercado y decidir cómo quieren que sea la cooperativa. / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

1
Se lee en minutos
EL PERIÓDICO / BARCELONA

Marie Faye y Pape Diop son de Senegal y hace cuatro y seis años que viven en Barcelona, respectivamente; ambos se habían dedicado a la venta ambulante no autorizada por las calles de la ciudad, pero ahora forman parte del grupo de quince personas que han sido seleccionadas mediante un plan de ocupación que tiene el objetivo de reconducir profesionalmente a este colectivo.

Se trata de un grupo promotor que se formó a partir de 85 candidatos –de acuerdo con criterios de vulnerabilidad y de arraigo en la ciudad o el tiempo de residencia en el país– y que durante seis meses elaborará un estudio de mercado con el fin de crear una cooperativa del sector de la venta y el comercio.

Este plan de ocupación es una de las medidas que el Consistorio de Barcelona ha puesto en marcha para abordar el fenómeno de la venta ambulante no autorizada, junto con el pla de ocupación de Mercabarna, que comenzó formando a once personas para aprender el oficio de pescadero.

“Es una vía que sobre todo quiere garantizar los derechos y la dignidad de estas personas“, explica el teniente de alcaldía de TrabajoEconomía y Planificación EstratégicaGerardo Pisarello, que añade: “La actuación también tiene como objetivo regularizar la situación de las personas de este colectivo.”

Marie Faye y Pape Diop, junto con trece compañeros más, asisten cada día de las 9.00 a las 14.00 horas a una formación que les permite analizar el mercado y decidir cómo quieren que sea la cooperativa que crearan; muchos sábados y domingos van a visitar los mercados de la ciudad para acercarse al comercio y también conocen entidades e instituciones para poder establecer conexiones en un futuro.

Noticias relacionadas

Además de la formación que necesitan para empezar el proyecto, los miembros del equipo reciben clases de cohesión de grupo y cuentan con un servicio de acompañamiento y asesoramiento en materias como la salud o la convivència.

Aunque ahora hay 15 personas en el grupo, este plan de ocupación podría beneficiar a un total de 25.

Temas

+Barcelona