Desalojo de La Ingobernable

Almeida recuerda que en Madrid hay “tolerancia cero con la ocupación ilegal”

A propósito del desalojo de ayer de un edificio, el alcalde de la capital avisa de que el Ayuntamiento pondrá “todos los medios” para actuar “lo antes posible” a cualquier okupa

Almeida recuerda que en Madrid hay “tolerancia cero con la ocupación ilegal”
2
Se lee en minutos

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida (PP), ha calificado esta mañana a la plataforma La Ingobernable como unos “indeseables que pretenden vivir por la cara” y ha asegurado que, en el Ayuntamiento de la capital, hay “tolerancia 0 con la ocupación ilegal”.

La policía desalojó ayer el edificio ‘okupado’ por La Ingobernable en los números 3 y 5 de la calle de la Cruz, en el barrio de las Letras, en el centro de Madrid, en una acción que se llevó a cabo a primera hora de la mañana y que se desarrolló sin incidentes ni detenidos, según fuentes de la Jefatura Superior de Policía.

“Que quede claro que aquí hay una tolerancia 0 con la ocupación ilegal, que aquí los que quieren vivir por la cara no son bienvenidos en esta ciudad, que los que quieren hacer de la convivencia una cosa que sea patrimonio exclusivo suyo no son bienvenidos en esta ciudad”, ha afirmado Almeida en declaraciones a los periodistas desde la Real Colegiata de San Isidro.

El regidor ha subrayado que, ante cualquier atisbo de ocupación ilegal, el Ayuntamiento pondrá “todos los medios” para desalojarlos “lo antes posible” y ha aseverado, además, que los madrileños prefieren “que en ese edificio haya un hotel que cree empleo, que cree prosperidad y que mejore el desarrollo económico de la ciudad”.

Palabras también gruesas con los okupas son las que ha tenido el concejal del distrito Centro de Madrid, José Fernández, quien no ha dudado en llamarlos "delincuentes".

Noticias relacionadas

El inmueble llevaba cinco años vacío cuando fue allanado por La Ingobernable el pasado 2 de mayo de 2021 para convertirlo en una oficina de derechos sociales. Anteriormente se encontraba en él el hostal Cantábrico y es propiedad de los hermanos Marcos, Alejandro y Daniel Fernández Luengo, que regentan la franquicia de peluquerías Marco Aldany, que planean ahora convertirlo en un hotel de lujo.

La Ingobernable, por su parte, denuncia el "vaciado" de vecinos que está sufriendo el centro de Madrid y su sustitución por turistas, un hecho al que dicen que contribuye la constante creación de nuevos hoteles en la ciudad. En respuesta al desalojo sufrido ayer, este miércoles, junto a simpatizantes, se han concentrado en la céntrica plaza del Callao, donde, entre otras cosas, han pedido "ni un hotel más" en Madrid.