Procedimiento de urgencia en julio

La reforma de Telemadrid: las claves de por qué el plan de Ayuso y el PP es tan polémico

La cadena cree que la ley del PP tiene como único fin sustituir al director general

La abstención de Vox garantiza que la reforma y PSOE y Mas Madrid acudirán al Constitucional

Isabel Díaz Ayuso en el debate organizado por Telemadrid.

Isabel Díaz Ayuso en el debate organizado por Telemadrid. / EL PERIÓDICO

4
Se lee en minutos
El Periódico

La Asamblea de Madrid aprueba este jueves una polémica reforma de Telemadrid que ha provocado que los partidos de izquierda carguen con dureza contra la presidenta de la Comuniad, Isabel Díaz Ayuso. La abstención de Vox, confirmada por Jorge Buxadé, garantiza que la iniciativa saldrá adelante. Con la actual composición del parlamento regional, el PP solo necesitaría sus 65 escaños para sacar adelante la proposición de ley, al tener 7 actas más que toda la izquierda junta.

Después de que la líder de Vox en Madrid, Rocío Monasterio, exigiera el cierre de la cadena pública durante el debate de investidura de Ayuso, la primera iniciativa legislativa que registró el PP en esta legislatura fue la reforma de la ley de Telemadrid de 2015, que se tramitará por el procedimiento de lectura única en el primer pleno de la XII Legislatura de la Asamblea de Madrid. Este mecanismo es una suerte de vía de urgencia que acorta los plazos de tramitación, elimina el debate en comisión y la posibilidad de presentar enmiendas por parte de los grupos parlamentarios.

El plan de Ayuso

El objetivo del PP es que los miembros del consejo de administración serán elegidos por la Asamblea de entre los propuestos por los grupos parlamentarios. Cinco de los nueve que ostentan el cargo fueron elegidos por representantes de asociaciones de la sociedad civil, cosa que ahora cambiará.

El PP también quiere que el mandato del director general sea de cuatro años renovables, desde su nombramiento, frente a los seis años previstos en la norma de 2015 (para evitar que coincida con periodos electorales) Esto conllevaría la salida de José Pablo López de la dirección, que inició su mandato en 2017 hasta 2023.

El modo de elección del director general no varía, ya que debe ser aprobado por una mayoría de dos tercios de la Asamblea tras un concurso público de méritos. Pero si llegada la fecha de la finalización de su mandato no se hubiera podido completar su nombramiento, el Gobierno nombrará un administrador provisional con las mismas funciones y competencias, y deberá ser sometido a ratificación por parte de la Cámara regional. Para ello, se requerirá la obtención de una mayoría de dos tercios en primera votación en el pleno de la Asamblea y de mayoría absoluta en segunda votación, que PP y Vox suman.

Críticas de la cadena y la izquierda

El PP defiende que el objetivo es que Telemadrid funcione con "independencia, neutralidad y objetividad", y que se eliminen "serias disfuncionalidades y rigideces en los procedimientos" que hay en la ley vigente de 2015, aprobada bajo el mandato de Cristina Cifuentes.

El consejo de administración de Radio Televisión Madrid (RTVM) y la propia Dirección General consideran que esta modificación de la Ley de Telemadrid que propone el PP tiene como "único fin" sustituir al director general y han emplazado a todos los partidos de la Asamblea de Madrid a una reunión y a un grupo de trabajo. En un comunicado emitido por la cadena pública, el consejo de administración de RTVM ha trasladado que ha analizado "detenidamente" la Proposición de Ley presentada por el PP y que en ella ha podido constatar que "no se contempla ninguna medida para mejorar la gestión y dotar de mayor eficiencia los recursos públicos que se destinan a la misma, ni tampoco para garantizar la independencia y la neutralidad de la cadena". A su juicio, parece que tiene "como único fin y motivación" sustituir a la persona que actualmente ostenta la dirección general, José Pablo López, y "eliminar las competencias" del propio consejo de administración para trasferirlas a un "administrador provisional".

Tanto el grupo parlamentario del PSOE como Más Madrid han planteado la posibilidad de presentar recursos de inconstitucionalidad, mientras que asociaciones de periodistas, sindicatos y partidos han elaborado el manifiesto 'En defensa de Radio Televisión Madrid y la libertad de información', en rechazo a la modificación de la ley.

Cadena incómoda para Ayuso

Noticias relacionadas

La cadena pública autonómica ha recuperado los datos de audiencia de hace una década y cerró el pasado ejercicio 2020 con un superávit en sus cuentas de 4,61 millones de euros, pero los choques entre el Gobierno de Ayuso y la dirección han sido frecuentes. La falta de interlocución y los desencuentros se remontan al inicio de la anterior legislatura, cuando Ayuso afirmó en una entrevista que era "la única presidenta autonómica y del Gobierno de España que tiene una televisión que le es crítica".

La dirección de Telemadrid llegó incluso a denunciar "una campaña de descrédito" emprendida desde "diversos sectores", mientras que desde la Puerta del Sol se han quejado en reiteradas ocasiones del trato recibido por el medio público. El último choque se produjo por la toma de posesión de Ayuso como presidenta madrileña en la Real Casa de Correos el 19 de junio, cuando se prescindió de los servicios de Telemadrid para la producción y realización de la señal institucional, al igual que ocurrió con los actos del Dos de Mayo, lo que motivó las críticas del Consejo de Administración de la cadena.