Sondeo 'flash': Ayuso y Gabilondo tendrían opciones de gobernar

El CIS dibuja un empate entre bloques el 4-M con ligera ventaja de la izquierda

  • El estudio de Tezanos otorga al PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos entre 67 y 73 escaños, y a PP y Vox, entre 65 y 69 diputados

  • Ciudadanos desaparece de la Asamblea regional y se queda a las puertas del 5% necesario para obtener representación

El CIS dibuja un empate entre bloques el 4-M con ligera ventaja de la izquierda
Se lee en minutos

Ya en la recta final de las elecciones madrileñas del 4 de mayo hay un dato que parece incontrovertible: Isabel Díaz Ayuso ganará, y con muchísima holgura. El consenso en las encuestas indica que la suma de la derecha conseguirá sin problemas la mayoría absoluta, fijada en 69 escaños, pero de él se separa, nuevamente, el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). El organismo dirigido por José Félix Tezanos dibuja un escenario más ajustado. Un empate entre los dos bloques, entre la izquierda de PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos y la derecha de PP y Vox, porque Ciudadanos desaparece de la Asamblea regional. Cualquiera de los dos principales candidatos, la aspirante popular y presidenta de la Comunidad de Madrid y el socialista Ángel Gabilondo, podría gobernar y alcanzar, con sus socios naturales, el umbral de los 69 parlamentarios. El CIS incluso concede más probabilidades de victoria al bloque progresista, al augurar que puede amarrar entre 67 y 73 escaños, mientras que el PP y la ultraderecha se mueven en la horquilla de 65-69 diputados.

El centro público publicó este jueves el pulso de las preferencias de los madrileños con una encuesta preelectoral urgente sobre los comicios autonómicos del 4 de mayo. Sondeo que se conoce horas después del primer y único debate electoral entre los seis candidatos, organizado por Telemadrid y retransmitido simultáneamente por La 1 y La Sexta. Es lo que el CIS llama "encuesta 'flash", formato que ya estrenó por sorpresa para las elecciones catalanas del pasado 14 de febrero y que se aproximó a los resultados de las urnas. La estimación conocida este jueves parte de 2.304 entrevistas, realizadas entre el 19 y el 20 de abril.

Según la encuesta, el PP conseguiría un 36,7% de los votos y entre 54 y 56 escaños —frente al 22,23% y las 30 actas logradas en 2019—. Ayuso recuperaría para los populares la primera plaza de la Asamblea, dato que ningún sondeo discute. La aspirante popular saca varios cuerpos de ventaja a su directo rival, Ángel Gabilondo, que obtendría el 23,4% y entre 34 y 36 diputados. Hace dos años, el cabeza de cartel del PSOE-M venció en los comicios autonómicos —era la primera victoria para su partido desde 1987 en unas regionales—, adjudicándose el 27,31% de los sufragios y 37 escaños. El CIS certifica la bajada de los socialistas en votos y escaños (para este 4-M se eligen 136 asientos, cuatro más que en 2019, por el incremento de la población), pero es más suave que la que señalan otras encuestas. Igual que el crecimiento de Ayuso, aunque abrumador, es menos pronunciado que en otros estudios privados.

La tercera fuerza ya no es Ciudadanos, que se queda con un 4,6%, por debajo del 5% necesario para obtener representación. Los naranjas, con Edmundo Bal de número uno, pierden los 26 asientos que conquistó Ignacio Aguado hace dos años. Ahora la tercera plaza la ocuparía Más Madrid, que sube respecto a 2019. Una tendencia que sí casa con la del resto de sondeos, que pintan a la candidata del partido de Íñigo Errejón, la médica Mónica García, en ascenso. Recibiría el 15,1% de los sufragios y entre 22 y 24 diputados (cosechó un 14,69% y 20 actas en la convocatoria anterior, en la que debutó).

Respecto al sondeo de primeros de abril, quienes crecen son Más Madrid y Vox, y bajan PP y PSOE

Vox, con Rocío Monasterio, que repite, apenas experimenta cambios respecto a 2019: si entonces tuvo un 8,88% y 12 asientos, ahora tendría un 8,2% y entre 11 y 13 diputados. La última fuerza en la Asamblea, como ya ocurría, sería Unidas Podemos. Pablo Iglesias mejora los resultados de hace dos años, aunque tampoco brilla: lograría el 8,4% de los votos y entre 11 y 13 actas. En los comicios anteriores, a punto estuvo su formación de quedarse fuera de la Cámara, ya que recibió el 5,62% de las papeletas y 7 escaños. Respecto al estudio que el CIS publicó el 5 de abril, se refleja un ligero descenso de PP y PSOE y un crecimiento de Más Madrid y Vox. Monasterio, de hecho, superaba por poco el 5% en el sondeo anterior y ahora ya se situaría por encima del 8%, mientras que García repetía las 20 actas que firmó Errejón en 2019.

Alta movilización

A diferencia de esa encuesta preelectoral de primeros de mes, el CIS prefiere proyectar una estimación con horquillas de escaños. Ello hace que en el tramo más bajo ambos bloques se queden a las puertas de la meta de los 69 parlamentarios. Es decir, que izquierda y derecha tienen opciones de gobernar y la victoria, por tanto, está reñida. La competición se resolvería por muy pocos votos. Gabilondo, García e Iglesias podrían sumar entre 67 y 73 escaños, y Ayuso y Monasterio, entre 65 y 69.

El sondeo 'flash' deja otros datos interesantes. En primer lugar, un interés acusado por estas elecciones entre los madrileños: un 54,3% confiesa que está siguiendo las noticias y temas relacionados con el 4-M. De hecho, se presume una gran movilización, pues en la escala de 0 —el encuestado no irá a votar— a 10 —se acercará con toda seguridad a las urnas—, la media es del 9,2. La derecha es la que está más convencida de participar el 4-M: más del 90% de los electores de PP y Vox apunta que se acercará a su colegio electoral sin dudar, aunque crece la movilización de los partidos de la izquierda: irá el 85,3% de los simpatizantes del PSOE, el 89,7% de los de UP y el 82,8% de los de Más Madrid. Además, el 59,2% apunta que la situación actual de la pandemia influirá poco o nada en su voto. El 69,6% cree que ganará el PP las elecciones y el 32,8% prefiere que venza Ayuso, por un 22,9% que señala al PSOE.

Documento

Sondeo 'flash' del CIS de abril de 2021 para las elecciones madrileñas del 4 de mayo

Los candidatos más desconocidos son Mónica García —no le pone cara el 31,6%— y Edmundo Bal —no lo sitúa el 28,4%—. Pero en la tabla de valoraciones, los que sacan mejor nota son Gabilondo (los sondeados le asignan un 5,6 de nota media) y la aspirante de Más Madrid (5,3). Pero también queda por encima del aprobado, con un 5,1, la presidenta regional y candidata del PP. El cabeza de cartel de Cs recibe un 4,1 y Monasterio, un 3,3. El peor calificado es Iglesias, con un 3,1. Hasta un 37,8% quiere que Ayuso repita como jefa del Ejecutivo autonómico, por un 23,8% que desearía situar a Gabilondo en la Puerta del Sol.

El CIS confirma la aceptación amplia de Ayuso en la derecha y de García en la izquierda

La encuesta confirma la buena aceptación de la presidenta de la Comunidad de Madrid en el espectro de la derecha. Así, los que votaron al PP en las elecciones regionales de 2019 le ponen un 8,7, la misma nota que le asignan los que eligieron a Monasterio. Los que apostaron por Ciudadanos le adjudican un 6,7. Es decir, Ayuso es mejor vista por los que confiaron en los naranjas y en la formación ultra y tiene una nota mejor que la que obtienen Bal y Monasterio entre los suyos (5,6 y 8,1).

Debilidad de Cs

A García, sus fieles le ponen un 7,6, y los que prefirieron a UP hace dos años, un 7,4, y los que señalaron al PSOE, un 6,6. Notas que revelan la simpatía que produce la aspirante del partido de Errejón en el votante progresista. Gabilondo recibe una calificación del 7,6 del electorado socialista, pero es más baja (6,1 y 6) la puntuación que le endosan los que votaron a Más Madrid y Unidas Podemos en 2019. Iglesias tiene una nota de 7,2 entre sus votantes, pero apenas llega al 5 cuando se pregunta a los electores de Más Madrid y a un 3,8 cuando se inquiere a los del PSOE.

Noticias relacionadas

Los candidatos a la Presidencia de la Comunidad de Madrid Pablo Iglesias (Unidas Podemos), Rocío Monasterio (Vox), Mónica García (Más Madrid), Isabel Díaz Ayuso (PP), Ángel Gabilondo (PSOE) y Edmundo Bal (Cs), minutos antes del debate a seis organizado en Telemadrid, este 21 de abril.

/ POOL / J. HELLÍN

Si se analiza la transferencia de voto, se ve que el partido más débil es Cs. Literalmente, se desangra. Solo el 8,3% de los que eligieron la papeleta naranja en 2019 quieren ahora a Bal, mientras que el 51,1% se fuga al PP, otro 3,3% se marcha a Vox y otro 3,3% al PSOE. Ayuso mantiene al 77,1% de sus feligreses. Gabilondo tiene amarrado al 47,9%, pero otro 12,2% se le escapa a Más Madrid y otro 2,5% a Podemos. Monasterio retiene al 49,2% de los suyos, pero otro 36,4% se marcha con los populares. Respecto a la encuesta preelectoral del CIS de primeros de abril, el PSOE empeora en la retención de sus votantes y sufre más fugas a izquierda y derecha, aunque también Ayuso se resiente en la fidelidad de sus electores.