Remodelación del Gobierno

Iceta y Darias prometen sus nuevos cargos ante el Rey

  • Tras la ceremonia se producirá el intercambio de carteras con los actuales responsables

Se lee en minutos

El Periódico

El nuevo ministro de Política Territorial, Miquel Iceta, y la nueva ministra de Sanidad, Carolina Darias, han prometido sus cargos ante el rey Felipe VI este miércoles en el palacio de la Zarzuela. En presencia también del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, Iceta y Darias asumen sus nuevas funciones tras ser nombrados en un retoque del Ejecutivo provocado por la salida de Salvador Illa, que ha dejado la cartera de Sanidad para ser candidato del PSC a las elecciones catalanas del 14 de febrero. El acto, como ha sido habitual en las últimas ocasiones, no ha tenido símbolos religiosos.

Tras la lectura de los decretos de nombramiento, primero ha sido Iceta el que ha prometido lealtad al Monarca. A continuación, ha sido el turno de la política canaria, quien releva a Illa.

Ambos han puesto su mano derecha ante el ejemplar de la Constitución, abierto por el artículo 100, relativo al procedimiento sobre nombramiento de cargos, para asumir sus respectivos cargos. "Prometo cumplir fielmente con las obligaciones del cargo de ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social con lealtad al rey, y guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado, así como mantener el secreto de las deliberaciones del Consejo de Ministros", ha sido el mensaje de la promesa.

En la breve ceremonia, los asistentes han portado mascarilla y no ha habido apretones de manos de acuerdo con las recomendaciones sanitarias. Cumplido el trámite, Felipe VI les ha dado la enhorabuena y ha posado con ellos ante los medios gráficos junto a Sánchez y Campo.

Tras la ceremonia con el Monarca, tiene lugar el traspaso de carteras en los respectivos ministerios. A las 11, Darias le ha entregado la suya a Iceta, que ya está al frente de Política Territorial y Función Pública, y solo dos horas después, la nueva responsable de Sanidad ha relevado a Illa.

Perfiles de consenso

Es el primer retoque que Sánchez acomete en el Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos desde que comenzó esta etapa hace un año. “Los nuevos ministros conocen muy bien los ámbitos donde desarrollarán sus tareas. Les avala su experiencia y sus cualidades”, señaló Sánchez al dar cuenta de los cambios. El presidente destacó la participación de Darias en el "día a día de la gestión de la pandemia con las autonomías y las cualidades de Iceta para una cartera que ya fue dirigida por Meritxell Batet, también del PSC. "Es una persona de construir consensos", dijo, algo que resulta "imprescindible" en un "Estado en el que la cogobernanza ha llegado para quedarse”. Sobre todo, frente al covid, ya que la Sanidad está "en manos" de las comunidades. Las últimas semanas han estado marcadas por las diferencias entre el Gobierno y los territorios, que reclaman que el primero apruebe medidas más estrictas, y el líder del PSC llega también para intentar volver al acuerdo. A menos de 20 días de los comicios en Catalunya, Sánchez se esforzó como todo el Gobierno en arropar a Illa, ensalzando su "capacidad de diálogo" y "respeto".

Te puede interesar

A ambos ministros les espera trabajo. Iceta deberá pilotar la relación con las comunidades autónomas. En especial, con Catalunya. Si el independentismo vuelve a lograr mayoría el 14-F y mantiene la Generalitat, el nuevo ministro, de perfil más político que Darias, tendrá que reiniciar la “mesa de diálogo” con el Govern, pactada con ERC a cambio de su abstención en la investidura de Sánchez y aparcada en los últimos meses, debido a la pandemia y la inestabilidad política en Catalunya. Pero si finalmente se cumplen las expectativas de los socialistas e Illa logra convertirse en ‘president’, posibilidad que ahora mismo se antoja difícil debido al complejo escenario de pactos tras los comicios, el organismo no se reactivará de la misma forma.

Por su parte, Darias llega a Sanidad en un momento especialmente complicado: en plena tercera ola, con los contagios batiendo récords, las comunidades autónomas pidiendo al Gobierno que se mueva y el reparto de vacunas sometido a altibajos por los problemas de las farmacéuticas. Pero la nueva ministra de Sanidad tampoco llega a esta cartera como una completa novata. Lleva ya un año en el Gobierno. Desde su antiguo departamento, ha participado junto a Illa en el Consejo Interterritorial que reúne al Ejecutivo y a las comunidades autónomas para intentar pactar medidas frente al virus.