22 oct 2020

Ir a contenido

RIFIRRAFE INSTITUCIONAL

Negociación 'in extremis' entre el Gobierno y la Comunidad de Madrid sobre las restricciones

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, y el consejero del ramo, Enrique Ruiz Escudero, concluyen sin pacto tres horas de reunión

El Ejecutivo central baraja varios escenarios para tomar el control de la región pero quiere esperar a ver si Ayuso rectifica

Patricia Martín / Agencias

Control de la policía municipal de Madrid en el barrio de Vallecas.

Control de la policía municipal de Madrid en el barrio de Vallecas. / JOSÉ LUIS ROCA

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, y el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, han concluido la reunión que mantenían sin acuerdo entre las partes. Ambas administraciones habían reemprendido el diálogo 'in extremis' después de que el comité de colaboración creado tras la reunión entre Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso, quedara en el aire, el pasado viernes, cuando ambas administraciones airearon públicamente sus discrepancias

El Gobierno central difundió que quiere que se apliquen restricciones en prácticamente todo Madrid (a partir de 500 casos por 1.000 habitantes), mientras que el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso optó por ampliar los tibios confinamientos selectivos a ocho barrios más (lo que supone un total de 45) y no todos los que superan los 1.000 casos por 100.000 habitantes, el principal criterio para 'cerrar' las primeras 37 áreas sanitarias. 

Tras comprobar que el comité de colaboración no había servido para llegar a un acuerdo, el Gobierno ha barajado diversos escenarios que podrían servir para tomar el control, intervenir la Comunidad y restringir los movimientos. Si bien, el Ejecutivo es partidario de esperar un tiempo prudencial para ver si Ayuso rectifica y aplica las limitaciones sin imposición.

La mejora de los datos de ingresados

De forma previa al inicio de la reunión, la Comunidad de Madrid ha difundido que han mejorado los datos asistenciales tras las medidas tomadas en los 37 primeros barrios, que entraron en vigor hace una semana. Según la administración autonómica, se ha reducido un 66% el crecimiento total del número de ingresados en los hospitales madrileños, pasando de los 591 en la semana del 14 al 20 de septiembre a 264 la última semana.

Por su parte, fuentes del Ministerio de Sanidad han indicado que la situación en la Comunidad de Madrid no es equiparable al resto de regiones o ciudades en España que superan los 500 casos por 1.000 habitantes, por lo que no se podrían homogeneizar las medidas, como pide el PP. Según Sanidad, Madrid es la autonomía con mayor densidad, lo que favorece la elevada tasa de contagio. A su vez es el nodo central de la movilidad del país.  Por todo ello, requiere de decisiones específicas. 

La deslealtad

Previamente, el consejero de Justicia, Enrique López, en una intervención en TVE, ha señalado que no se está ante "un conflicto político ni buscando una solución a un acuerdo político, sino que hay que tomar medidas para proteger la salud y salvar vidas". "Y en eso estamos", ha dicho.

"Donde hay que discutir es en el ámbito técnico. Hay que reunir el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud donde los consejeros hablen con los técnicos. Utilizar los medios de comunicación para proponer medidas entre la opinión pública es lo más desleal porque generamos terror, desconfianza y eso no conduce a absolutamente a nada", ha aseverado, por lo que ha llamado al Ministerio a la lealtad y a convocar el Consejo Interterritorial de Salud, que está previsto para el próximo miércoles. "Hay que sacar criterios técnicos y no hacer lucha política", ha indicado.

López cree que "se ha perdido el tiempo este fin de semana discutiendo con los medios de comunicación", criticando que el pasado jueves se alcanzaron unos acuerdos y "de repente" el ministro de Sanidad, Salvador Illa, "comenzó a advertir en los medios de que no estábamos haciendo bien las cosas y estableció un criterio nuevo que no se había discutido en ningún órgano técnico" en referencia al ratio de 500 contagios por cada mil habitantes.

"Puede ser admisible o no. Qué significa cerrar Madrid, que alguien me lo explique. La Ley permite restringir la movilidad, limitar la actividad económica. Pero en el comunicado remitido nos dice que la atención primaria madrileña está soportando una presión asistencial y la hospitalaria. Por eso hay que trabajar para que no se estrese y en eso estamos todos, y especialmente la Comunidad de Madrid", ha indicado.

"No se puede frivolizar ni banalizar" con una intervención

"No se puede frivolizar ni banalizar con la palabra intervención de una comunidad. La Constitución establece instrumentos como el 155 o el estado de alarma si eso fuera necesario. A través de la Ley de Cohesión no se puede intervenir. Hay que tomar medidas coordinadas. El Gobierno tiene que tomar decisiones coordinadas y no puede imponer. Es lo que nos piden los ciudadanos coordinación y no imposición", ha recalcado.

También se ha referido a la dimisión del exportavoz regional del Grupo Covid Emilio Bouzade quien ha señalado que dijo algo importante en su carta de renuncia al apostar por "buscar espacios de coordinación y no de enfrentamiento". "La Comunidad vive exhorta y preocupada y eso no puede ocurrir. Hay que lanzar un mensaje de responsabilidad y de prudencia", ha dicho.

En una entrevista en Onda Madrid, recogida por Europa Press, el consejero madrileño ha insistido en que Madrid no puede asumir una intervención como plantea el Gobierno porque "no hay instrumento legal que lo permita".

"Estamos banalizando un concepto tan grande como es la intervención de una comunidad autónoma. Se está produciendo un grado de descoordinación que hay que superarlo cuanto antes", ha reseñado.

Asimismo, ha reiterado que el criterio de 500 contagios por cada 100.000 habitantes para restringir la movilidad hay que ponderarlo en Madrid con la capacidad diagnostica y asistencial que hay en la Comunidad.

"Hay que discutirlo entre los técnicos y no en los medios de comunicación porque genera alarma y perplejidad. Si ese criterio se acuerdo en el consejo interterritorial, cómo no lo va a aplicar Madrid si se trata de una medida coordinada", ha señalado.

Vigilancia diaria

Por otra parte, el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha considerado este lunes que "no se da la situación" para que el Gobierno central intervenga Madrid y defiende las medidas aplicadas desde el Ejecutivo autonómico.

En una entrevista en Telecinco, recogida por Europa Press, el consejero regional ha indicado que espera que no se produzca la intervención, aunque cree por las señales que han mandado este fin de semana en los medios de comunicación "parece que van en ese sentido".

"Desde la Comunidad de Madrid queremos trasmitir que la situación, aunque no es la ideal que nos gustaría, en cuanto a contagios y a control asistencial está con una vigilancia diaria. Entendemos que no se da la situación para tener que intervenir", ha declarado, al tiempo que ha remarcado que la Comunidad siempre ha tomado sus decisiones "pensando en los madrileños".