15 ago 2020

Ir a contenido

nuevas medidas

Madrid renuncia a pedir los DNI a clientes de ocio nocturno

La sanción por no llevar mascarilla en la capital rondará los 100 euros

Europa Press

Personas con mascarilla en la calle y clientes en terrazas antes de que entre en vigor este jueves la nueva ley que obligará a llevar la mascarilla y otras normas . 

Personas con mascarilla en la calle y clientes en terrazas antes de que entre en vigor este jueves la nueva ley que obligará a llevar la mascarilla y otras normas .  / DAVID CASTRO

La Comunidad de Madrid no requerirá finalmente a los clientes de locales de ocio nocturno y salones de banquetes el aportar el DNI en el registro de entrada que deben desplegar estos establecimientos dentro de las nuevas medidas para hacer frente al coronavirus.

Según la resolución formulada por la Consejería de Sanidad, publicada este miércoles en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM), no se recoge el requisito de apuntar el DNI, pese a que ayer lo sugirió la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso,

"A fin de posibilitar el seguimiento y localización de posibles contactos en los casos de descubrimiento posterior de presencia en el local de casos positivos, probables o posibles de covid-19, los establecimientos a los que se refiere el presente apartado deberán llevar un registro de las personas que accedan a los mismos en el que se recoja la fecha y hora, nombre y apellidos y un número de teléfono de cada persona que accede al local para facilitar su localización por las autoridades sanitarias en caso de que sea necesario", recalca la resolución suscrita por el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero.

La recogida de tales datos requerirá el consentimiento del interesado, "sin perjuicio de condicionar el derecho de admisión" por razones de salud pública en caso de no poder contar con el mismo.

Además, Sanidad pauta que el establecimiento deberá conservar los datos durante el plazo de 28 días naturales con las debidas garantías y observando las exigencias derivadas de la normativa en materia de protección de datos de carácter personal.

Los citados datos estarán a disposición, exclusivamente, de las autoridades sanitarias y con la "única finalidad" de realizar el seguimiento de posibles contactos de casos positivos, probables o posibles de coronavirus.

Los locales de ocio nocturno y las terrazas cerrarán a la 1.30 horas y van a tener la posibilidad de que los últimos clientes entren media hora antes, según apuntó Ayuso quien aludió a ese registro de entrada aludiendo a aportar el número de teléfono para facilitar el trabajo de los técnicos de salud que buscan posibles casos. También dijo que se apuntaría el DNI, pero esa condición no se recoge en la orden.

El delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, ha manifestado hoy sus dudas sobre la viabilidad de la cartilla Covid que quiere impulsar la Comunidad al entender que no se sustenta en criterios científicos y ha deslizado que, "desde el punto de vista social", se fomentará que haya "ciudadanos de primero y de segunda".

También ha transmitido su inquietud sobre el registro obligatorio de datos de usuarios que acudan a locales de ocio, dado que el solicitar el DNI de un cliente puede "confrontar" con la Ley de Protección de Datos.

Por otra parte, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha indicado este miércoles que la sanción básica (sin reiteración) por no llevar mascarilla en la ciudad de Madrid rondará los 100 euros. "Nos ampararemos en la ley de Salud Pública, donde se establece un régimen sancionador", ha apuntado durante la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno.

El Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM) ya ha publicado la norma por la que se hace obligatorio el uso de la mascarilla en todo la región, que asegura "se configura, por tanto, como una obligación adicional y no alternativa a la observancia de la distancia de seguridad interpersonal, salvo en los supuestos expresamente exceptuados".