12 ago 2020

Ir a contenido

una región sostenible

Madrid subvencionará la compra de patinetes, bicis, ciclomotores y motos eléctricas

Pagará entre 150 y 750 euros a los madrileños que opten por adquirir uno de estos medios de transporte

La Comunidad ha adelantado el pago de la Política Agraria Común (PAC) a los agricultores y ganaderos

Europa Press

Un hombre con mascarilla pasa con su bicicleta.

Un hombre con mascarilla pasa con su bicicleta. / MIGUEL MEDINA (AFP)

La Comunidad de Madrid concederá a los madrileños una ayuda del 50 % del precio para la adquisición de patinetes, bicicletas, ciclomotores y motocicletas eléctricas, con un máximo de hasta 150 euros para comprar patinetes, 500 euros para bicis, 600 para ciclomotores y 750 para motos.

Así lo ha avanzado este jueves la consejera de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad de la Comunidad de Madrid, Paloma Martín, en una entrevista en 'Onda Cero'. Se trata de una de las medidas de reactivación tras la crisis del coronavirus anunciadas por el Gobierno regional que pretenden incentivar la compra de otros vehículos eléctricos. Todo se detallará en una orden que saldrán en unos dos meses.

Martín ha indicado que también se impulsará la puesta en marcha de bono créditos ambientales para el uso de los servicios de 'carsharing' y 'motosharing' cero emisiones. Así, cuando una persona entregue para su achatarramiento un coche contaminante o sin etiquetado ambiental o con una antigüedad superior a 10 años, se le concederá un bono crédito ambiental por un importe que unos mil euros que podrá convertir en kilómetros o minutos para utilizar en este tipo de servicios de movilidad compartida.

"La movilidad ha sufrido importantes cambios desde hace varios años, con nuevas formas de moverse. La crisis sanitaria ha hecho que también se empiecen a adquirir unos ámbitos de movilidad diferentes. El Metro es un ejemplo claro, y también hay otras formas, como incentivos para adquirir coches eléctricos cero emisiones. Esto va a contribuir a disminuir la contaminación", ha afirmado.

Ayudas a la agricultura

La consejera también ha hablado del sector primario pidiendo al Gobierno de España que luche para evitar los recortes de los fondos agrarios europeos. De momento, ha recordado que la Comunidad ha adelantado el pago de la Política Agraria Común (PAC) a los agricultores y ganaderos madrileños porque "es estratégico y esencial, como bien se ha demostrado en estos meses".

"La agricultura no ha dejado de trabajar, ha estado a pleno rendimiento porque no se ha alterado la cadena alimentaria. Hemos puesto un plan de choque con diez medidas para paliar los efectos de la crisis, con siete medidas ya implementadas", ha dicho Martín, quien ha aludido a la campaña de comunicación lanzada en mayo para promocionar los productos locales, la puesta en marcha de canales alternativos de comercialización para dar salida a la producción que van generando y un sistema para los excedentes de cabrito y cordero destinado a los colectivos vulnerables.

Paloma Martín ha señalado que en estos meses de estado de alarma no ha habido muchos problemas de falta de mano de obra en la región, ya que la mayor parte de la agricultura madrileña es cerealista, que tiene cultivos que no utilizan un uso intensivo de mano de obra. "La huerta ya lleva mucho recorrido, bien desarrollada y ha ido sirviendo sus productos. No se ha resentido especialmente, pero sí otros ámbitos como el vino y el aceite que con el cierre del canal Horeca ha impactado en su venta", ha concluido.