30 sep 2020

Ir a contenido

fundadora de 'Save a Girl Save a Generation'

La activista Asha Ismail rechaza el reconocimiento de la Comunidad de Madrid por el 8-M

"No sería coherente con mis principios aceptar el premio de un gobierno que no ha puesto políticas para mejorar las ya frágiles medidas sociales", expresa la keniana

El Periódico / Agencias

Maggie Civantos (d) y Asha Ismail (i).

Maggie Civantos (d) y Asha Ismail (i). / EP

La activista africana en favor de los derechos humanos Asha Ismail ha renunciado al reconocimiento que le ha otorgado la Comunidad de Madrid de Madrid con motivo del Día de la Mujer y que se entregan este viernes en la Real Casa de Correos.

El Gobierno madrileño le había concedido este galardón por "su lucha por los derechos de las mujeres y especialmente por la erradicación de la mutilación genital femenina. Se trata de la fundadora de 'Save a Girl Save a Generation' cuya misión es, además de acabar con la mutilación genital femenina, erradicar el sistema de dotes, el matrimonio forzado y otros abusos contra las mujeres en África y Asia.

A través de la página web de la organización, Asha Ismail ha sostenido que su agradecimiento no impide, sin embargo, que tenga que renunciar al premio que se le otorga. "No sería coherente con mis principios y con la tarea que desarrollo si aceptara el reconocimiento del Departamento de un Gobierno que, desde su formación, no ha puesto medios para mejorar las ya frágiles medidas políticas y sociales que permitan avanzar en la igualdad de género", ha manifestado.

Además, ha asegurado que el Gobierno madrileño "está desentendiéndose de la precaria situación en la que se encuentran muchas de las personas que buscan refugio en la Comunidad, o que mantiene un silencio cómplice ante las más que reprobables manifestaciones y acciones de algunos de sus socios cuando niegan la violencia de género, cuando quieren llevar la educación a tiempos remotos, cuando tratan a los menores no acompañados de delincuentes, o cuando expresan su hostilidad a los movimientos feministas".

Por su parte, desde el Ejecutivo regional han indicado a Europa Press que este reconocimiento ya ha sido concedido oficialmente y no se puede conceder a otra persona porque ya lo aprobó el Consejo de Gobierno. Defienden que para ellos sigue mereciéndoselo aunque no lo quieran recoger.