25 feb 2020

Ir a contenido

RESTRICCIONES AL TRAFICO

La Fiscalía de Medio Ambiente plantea perseguir por la vía penal a los vehículos "altamente contaminantes"

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, apuesta por abrir un "periodo de reflexión" sobre esta medida, aunque prefiere "la prevención y la disuasión"

El Periódico / Agencias

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. / Emilio Naranjo (EFE)

El coordinador de los fiscales de Medio Ambiente y Urbanismo, Antonio Vercher, considera que se puede intentar perseguir por la vía penal a los conductores de vehículos "altamente contaminantes" cuando se decreten restricciones de tráfico por los altos niveles de polución, según informa el diario 'El País'.

Así lo indica en el escrito que el departamento que dirige Vercher envió hace una semana al alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, coincidiendo con el episodio de alta concentración de dióxido de nitrógeno (NO2) que obligó al equipo municipal de PP y Ciudadanos activar por primera vez en su mandato el nivel 1 del protocolo contra la contaminación en la capital.

Durante dos días, debido a esa activación, la velocidad de circulación en la M-30 y en las vías de acceso en el interior de la M-40, en ambos sentidos, quedó limitada a 70 kilómetros por hora. El fiscal explica en su escrito que el artículo 325 del Código Penal, que se refiere al delito medioambiental, permite aplicar un "planteamiento más amplio" para intentar atajar el problema de la contaminación.  

Predisposición del alcalde

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha asegurado este martes que la vía "preferente" del Consistorio madrileño en la lucha contra la contaminación es la "prevención y la disuasión" antes que el derecho penal, aunque apuesta por abrir un "periodo de reflexión profundo" para abordar acciones penales contra los coches más contaminantes.

El regidor ha expresado que se ha emplazado a "ver esos mecanismos de actuación, no solo con la Fiscalía, para minimizar los efectos que se derivan de los episodios de alta contaminación". "Apostamos por la medida de disuasión, por la renovación de la flota de vehículos, y en cuanto al alcance penal de la misma, habría que abrir un periodo de reflexión", ha señalado a continuación.

Y es que entiende el regidor de la capital que "la aplicación del Derecho Penal es la última ratio, y supone abrir un proceso de reflexión profundo antes de tomar una decisión al respecto". Martínez-Almeida ha asegurado que el Gobierno municipal tiene "toda su voluntad y predisposición, y requiere de un proceso de reflexión más sosegado". En este sentido ha señalado su "colaboración total con la Fiscalía como con otras instituciones", y ha precisado que de nuevo que la "vía preferente" en la lucha contra la contaminación es "la prevención, disuasión".