atentado a la autoridad

Detienen al hombre que agredió a un gay en Malasaña y a tres agentes

La víctima tuvo que ser intervenida quirúrgicamente para reconstruirle el iris y la córnea

Coche de la Policía Nacional. 

Coche de la Policía Nacional. 

Se lee en minutos

El Periódico / Agencias

La Policía Nacional ha detenido al hombre que golpeó en el ojo a un homosexual en octubre en Malasaña cuando intentaba mediar en una discusión de pareja, el mismo individuo que fue arrestado un mes y medio después por dar puñetazos a tres agentes y al recepcionista de un hotel de Antón Martín de Madrid, ha informado a Europa Press un portavoz de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid.

Los primeros hechos tuvieron lugar el 12 de octubre. La víctima, de 38 años, salió de una discoteca de Centro sobre las 3.30 horas de ese día y se fue a su casa cuando en la esquina de la calle Valverde con Gran Vía un hombre, que estaba muy agitado discutiendo con una mujer, le increpó al grito de "¿Tú que miras, maricón?". La víctima pasó de largo pero el hombre llegó por detrás a la carrera y le pegó un fuerte puñetazo.

Hasta el lugar llegó la Policía Nacional, que requirió una ambulancia del Samur-Protección Civil. Los sanitarios le atendieron de una herida complicada en la zona periocular de un ojo, por lo que fue trasladado en una ambulancia al Hospital Jiménez Díaz. El joven tuvo que ser intervenido quirúrgicamente para reconstruirle el iris y la córnea, lesiones de las que aún se está recuperando.

Delitos de desobediencia

Tras la investigación, la Policía Nacional arrestó este martes al hombre, un ciudadano de mediana edad y origen camerunés, que ya ha pasado a disposición judicial. Tiene antecedentes por delitos de desobediencia y atentado a la autoridad, lesiones y tráfico de drogas.

Y varias detenciones previas. Una de ellas el pasado 27 de noviembre. Según las mismas fuentes, el camerunés se enfrentó con el recepcionista del hotel Cats de Madrid, situado en la calle Cañizares, porque no quería aceptar las normas del establecimiento. Tras ponerse muy violento, los trabajadores avisaron a la Policía Nacional, y hasta el lugar llegaron cinco agentes del Grupo Operativo de Respuesta de la comisaría de Centro.

Te puede interesar

Cuando les vio, el hombre se enervó aún más y comenzó a lanzar puñetazos tanto al recepcionista como a los agentes, resultado agredido levemente el trabajador y tres funcionarios. A otro de ellos le intentó quitar su arma reglamentaria. Por todos estos hechos fue apresado, aunque tras pasar a disposición judicial recuperó la libertad.