20 feb 2020

Ir a contenido

Emergencia social

Madrid cerrará este año con más de 50.000 demandantes de asilo y refugio

El Ayuntamiento exige al Gobierno central en funciones que "se responsabilice y de la cara"

Europa Press

El delegado de Familias, Igualdad y Bienestar social, José Aniorte, tras la junta de Gobierno. 

El delegado de Familias, Igualdad y Bienestar social, José Aniorte, tras la junta de Gobierno. 

El delegado de Familias, Igualdad y Bienestar Social del Ayuntamiento de Madrid, Pepe Aniorte, ha vaticinado este jueves que 2019 finalizará con más de 50.000 demandantes de asilo y refugio en la Comunidad, cifra superior a los 20.000 registrados el año anterior. 

Así lo manifestó tras la Junta de Gobierno después de hacer mención a la medida conjunta con el Gobierno regional para donar un total de 20 casas prefabricadas para 200 personas demandantes de asilo que se encuentran durmiendo en las calles. Estas casas prefabricadas forman parte del patrimonio de la Agencia de Vivienda Social de la Comunidad de Madrid para situaciones de emergencia sobrevenidas.

Casas equipadas para ser habitadas

Cada vivienda tiene 60 metros cuadrados y cuenta con todos los equipamientos necesarios para ser habitadas. Disponen de tres habitaciones, baño, cocina y salón. La instalación eléctrica está preparada para poder conectar radiadores y climatizar el espacio. El Consistorio determinará la parcela municipal donde se ubicarán y correrá con todos los gastos que acarrearán el transporte, instalación y montaje. 

Con esta medida, asegura Aniorte, el Consistorio vuelve a "afrontar" este cometido, mientras que ha acusado al Gobierno central de "no dar la cara". En este sentido, ha afeado que no se haya respondido al resto de los espacios ofertados por el Ayuntamiento de Madrid, ni a las cartas emitidas por parte del Gobierno municipal.

No se puede asumir en solitario

"Ni la Defensoría del Pueblo ni el Ayuntamiento entiende por qué no se hacen cargo. No entendemos esta inactividad del Gobierno, cómo no da la cara. No lo puede asumir en solitario el Ayuntamiento de Madrid", ha lanzado, para exigir a continuación al Gobierno en funciones "que se responsabilice y que dé la cara". Así, ha señalado que el Ayuntamiento de Madrid "está volcado y estará volcado" en la atención a refugiados.