03 jun 2020

Ir a contenido

investigación abierta para localizar al autor o autores

Matan a un lobo que participaba en un proyecto de geolocalización de la Comunidad de Madrid

Perdieron el rastro de actividad del animal y cuando salieron a buscarlo lo encontraron muerto en un paraje

El Periódico / Agencias

Un lobo.

Un lobo.

Un lobezno de seis meses de vida ha sido hallado muerto de un disparo en la Sierra del Rincón de Madrid, un ejemplar que participaba en un estudio de un proyecto piloto de geolocalización de la Comunidad para su conservación, han confirmado a Europa Press fuentes regionales.

Fue hace unos días cuando los técnicos de seguimiento del Área de Conservación de Flora y Fauna de la Comunidad observaron un parón de la actividad de este lobo y salieron a buscarlo, encontrándolo muerto ayer martes en un paraje situado en el término municipal de Montejo de la Sierra, ha detallado el diario 'ABC'.

La Comunidad de Madrid ha denunciado el hecho al Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, que han abierto una investigación para localizar al autor o autores de lo ocurrido, al tiempo que han realizado la autopsia al animal, para ver si presentaba uno o varios disparos.

Especie protegida

El director general de Biodiversidad y Recursos Naturales de la Comunidad de Madrid, Luis del Olmo, ha asegurado que "las agresiones a las especies protegidas son inconcebibles en el siglo XXI y que el lobo es una especie "que cuenta con la máxima protección en la Comunidad de Madrid y contribuye a la sostenibilidad de nuestros ecosistemas".

Según ha indicado Del Olmo a Europa Press, la Comunidad de Madrid puso en marcha el pasado tres de diciembre un proyecto piloto de geolocalización del lobo para estudiar con mayor precisión su comportamiento y sus hábitos. En la actualidad, hay 40 lobos viviendo en la Sierra Norte y Oeste de la región.

"Se trata de un proyecto que es bueno para todos los madrileños y seguiremos con él ya que nos permitirá conocer las costumbres de esta especie protegida de manera pormenorizada, mejorar el conocimiento del lobo ibérico para su conservación y así poder estudiar con detalle los daños asociados a la ganadería y poner en marcha las medidas preventivas con las máximas garantías", ha asegurado.

Acciones preventivas

Gracias a este sistema de localización, que se enmarcan en el Plan de Manejo del Lobo de la Comunidad de Madrid, los técnicos de Medio Ambiente también podrán analizar el rastro que los lobos dejan a través de sus heces y así poder examinarlas y conocer de manera más exhaustiva sus hábitos alimentarios y así evitar o prevenir ataques a la ganadería e incidir en las acciones preventivas necesarias para la cohabitación del ganado y las poblaciones del lobo.

La colocación del collar GPS es un método de geolocalización que se utiliza de manera eficaz para el seguimiento muchos mamíferos, han insistido fuentes regionales. El objetivo final de la geolocalización es conocer los desplazamientos de las manadas dentro del territorio madrileño, mejorar el conocimiento de aspectos de la ecología del movimiento de la especie, tales como distancias máximas diarias o rangos medios de desplazamiento y también para la localización de zonas de cruce de carreteras y autopistas para la detección de zonas de riesgo de atropello.