Ir a contenido

con un operativo de más de 130 efectivos

El Ayuntamiento Madrid desaloja el centro social La Ingobernable

El desahucio se ha producido sin incidentes y el Área de Obras y Equipamientos ha iniciado los trabajos para reforzar la carpintería exterior

"Sabemos ir de las palabras a los hechos; tolerancia cero contra la okupación", avisa el alcalde madrileño, José Luis Martínez-Almeida

El Periódico / Agencias

El edificio del centro social La Ingobernable.

El edificio del centro social La Ingobernable. / Wikimedia

La Policía Municipal de Madrid ha desalojado y procedido a ejecutar sin incidentes la recuperación del inmueble situado en el Paseo del Prado, 30 (esquina con calle Gobernador), conocido como La Ingobernable, 'okupado' desde hace dos años y medio. Según han explicado fuentes municipales, la recuperación de este edificio que pertenece al patrimonio municipal fue autorizada por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 16 de Madrid el 7 de octubre de 2019.

El desalojo ha transcurrido sin incidentes y los servicios técnicos del Consistorio se han hecho cargo del inmueble. El operativo ha estado formado por más de 130 efectivos (mandos incluidos) y 32 vehículos. Han participado las Unidades de Apoyo a la Seguridad (UAS) y personal de diferentes Unidades de Distrito (Centro Norte y Sur, Arganzuela, Salamanca y Chamberi). 

Tras el desahucio, el Área de Obras y Equipamientos ha iniciado los trabajos para reforzar la carpintería exterior del edificio que garantice la integridad del mismo. El desalojo de La Ingobernable había sido anunciado por el equipo de Gobierno municipal y se suma también al efectuado en recientes fechas de La Dragona, otro inmueble okupado durante varios años.

Desalojo inflexible 

Desde el colectivo de La Ingobernable señalaron ante la decisión del Ayuntamiento de desalojarlos que seguiría "lleno de actividades", pese a la notificación de desalojo que fue entregada en el mes de agosto por parte del Ayuntamiento, y aseguraron que se defenderían con movilizaciones ante la "amenaza" de sacarles de edificio. El Consistorio acudió a la vía judicial después de que el pasado agosto no pudiera desalojar el centro social de la calle Gobernador de forma voluntaria tras la notificación oficial entregada. 

El colectivo La Ingobernable llegó al número 39 de la calle Gobernador hace dos años y medio, en mayo de 2017. A lo largo de la campaña electoral de las municipales, una de los mensajes más repetidos por el actual alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, fue que sería inflexible contra la okupación, especialmente contra el colectivo de la calle Gobernador, a cuyos miembros llegó a tildar de "desgarramantas". Los 'populares' avanzaban meses atrás que querían destinar el inmueble a equipamientos necesarios para el distrito Centro, aún por determinar.

Aviso para los okupas

Martínez-Almeida, y la vicealcaldesa, Begoña Villacís, han avisado este miércoles de su férreo compromiso contra la okupación en la capital tras el desalojo: "Sabemos ir de las palabras a los hechos; tolerancia cero contra la okupación".

"Esto demuestra tolerancia cero con la okupación ilegal, pero aparte sabemos ir de las palabras a los hechos, y todo aquel que pretenda vivir gratis a costa de los madrileños, que sepa que tarde o temprano será sacado y ese edificio volverá a los madrileños", ha indicado el regidor ante la prensa.

Almeida ha reprochado que el colectivo de La Ingobernable llevara "enseñoreándose con chulería dos años de la okupación ilegal de un edificio que es de todos los madrileños", y ha agradecido la "actuación impecable" de la Policía Municipal en el desalojo, así como la acción de la delegada de Seguridad, Inmaculada Sanz, y la de Obras y Equipamientos, Paloma García Romero.

Por su parte, Villacís ha recordado que "este edificio permaneció ocupado durante los años de gobierno de Manuela Carmena" y ha aludido a la "connivencia" que a su juicio había entre Gobierno y estos okupas. "Y la prueba es que muchos concejales de Manuela Carmena hacían discursos dentro de La Ingobernable", ha apostillado.

En la misma tónica que Almeida, Villacís ha asegurado que "Madrid no va a ser una ciudad para los okupas", sino para los madrileños, y el inmueble "va a tener de nuevo el uso que debería tener y va a ser para que sea disfrutado por todos los madrileños".

Estado lamentable

Por su parte, Almeida ha indicado que el gobierno municipal de Manuela Carmena "pagó un millón de euros para que pudieran seguir usando el edifico de Prado 21, y este gobierno no va a permitir la okupación ilegal de los inmuebles". El alcalde ha revelado que el edificio se encuentra "en un estado bastante lamentable desde el punto de vista de la conservación, de higiene y limpieza".

"No es un aspecto que este colectivo cuidara demasiado", ha lanzado, para añadir a continuación que el edificio ha sido asegurado "para que no se vuelva a producir lo mismo".

De los enseres se está haciendo el correspondiente inventario y se entregarán a un representante de este colectivo. "Hoy hemos cumplido un compromiso, hay un gobierno que pretende que el patrimonio de los madrileños sea de ellos", ha apostillado. El alcalde de Madrid ha descrito además a La Ingobernable como un movimiento "facial", no social, ya que "han ocupado por la cara un inmueble de titularidad pública".

Desalojo sin problemas

La delegada de Seguridad y Emergencias y portavoz del Gobierno municipal, Inmaculada Sanz, ha asegurado que "en el momento del desalojo no había gente dentro, había habido en las últimas horas pero en el momento en que se produjo a las 3 de la mañana no había nadie".

Además, ha asegurado que la Policía Municipal permanecerá en el entorno "los días que sean necesarios para asegurar que no se produzca ningún nuevo intento y para hacer un inventario de todas las pertenencias que se puedan encontrar allí".

"Una de las grandes preocupaciones que teníamos era que allí se estaban produciendo actividades ilegales desde todos los puntos de vista, incluso un bar, y efectivamente había serios riesgos en cuanto a la seguridad y al uso de esas instalaciones sin ninguna medida de seguridad", ha remarcado.

Respecto a la concentración anunciada para esta tarde por La Ingobernable, Sanz ha indicado que son respetuosos con las manifestaciones, pero no así "si hay actitudes violentas o cualquier otra de estas cuestiones". "El dispositivo policial está perfectamente dimensionado para atender cualquier contingencia que se pueda producir esta tarde o los próximos días", ha concluido.