Ir a contenido

odio hacia el país heleno

Detienen a un hombre por amenazas constantes a diplomáticos griegos en España

El autor de los hechos empleaba cuatro identidades distintas para no ser reconocido por la policía

Acumula más de 100 detenciones por delitos contra el patrimonio y malos tratos, entre otros

El Periódico / Agencias

Momento de la detención del hombre por efectuar amenazas al personal diplomático. 

Momento de la detención del hombre por efectuar amenazas al personal diplomático. 

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un individuo por amenazar de manera "muy grave" y "constante" a los representantes consulares y diplomáticos griegos en España, mostrando un "odio extremo" a la ciudadanía helena y todo lo que pudiera tener relación con dicho país. Según ha informado la Policía Nacional en un comunicado, tras varios meses de investigación los agentes identificaron al presunto autor y consiguieron detenerlo en la finca donde residía en la localidad de Adeje en Tenerife.

Este varón durante meses y de forma anónima realizó multitud de llamadas telefónicas a las autoridades griegas en España. Llegó incluso a efectuar más de 40 en un solo día. Su comportamiento generó "gran temor" entre los representantes diplomáticos y consulares. 

El hombre, de nacionalidad española y conocido por el pseudónimo de 'Michel', estaba especializado cometer robos con fuerza tanto en España (residiendo en Tenerife) como en Grecia. De hecho, acumula más de 100 detenciones por delitos contra el patrimonio, asociación ilícita y malos tratos, entre otros. 

Operación comleja

En uno de sus actos delictivos fue detenido y enviado a prisión en el país heleno, donde desarrolló un odio hacia esta nación por el trato recibido por las autoridades helenas durante su encarcelamiento. Por este motivo, cuando regresa a España se dedica a hacer este tipo de amenazas a la Embajada.

La investigación para identificar al autor de los hechos resultó "especialmente laboriosa" ya que empleaba cuatro identidades distintas, también fue especialmente compleja su localización y detención, ya que el individuo pasaba largas temporadas fuera de territorio nacional. La operación se ha desarrollado de manera conjunta entre las Brigadas de Información de Madrid y Tenerife.