28 nov 2020

Ir a contenido

MADRID CENTRAL

Madrid estudia una moratoria a la restricción desde el 1 de enero a vehículos comerciales sin distintivo

Almeida se muestra receptivo a las reclamaciones de los transportistas y baraja una prórroga para las camionetas de distribución de mercancías de menos de 3.500 kilos

Europa Press

Madrid Central vuelve a multar a los vehículos no autorizados a circular por la zona de bajas emisiones.

Madrid Central vuelve a multar a los vehículos no autorizados a circular por la zona de bajas emisiones. / David Castro

El Ayuntamiento de Madrid estudia una moratoria a la restricción al acceso a Madrid Central desde el 1 de enero a los vehículos de distribución de mercancías de menos de 3.500 kilos sin distintivo ambiental, ha anunciado este jueves el alcalde, José Luis Martínez-Almeida.

El presidente de CEIM, Miguel Garrido, ha trasladado al alcalde y al delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, su preocupación por la entrada en vigor de esta prohibición. "Vamos a asumir propuestas que se nos hagan que sean razonables y vayan en esa línea de compromiso con el medio ambiente y con la calidad del aire pero también garantizando una movilidad sostenible y un centro de la ciudad vivo", ha declarado Almeida.

El alcalde también ha anunciado que el Ayuntamiento lanzará "de forma inmediata" una línea de subvenciones para la renovación de estas flotas comerciales. "Nos dicen los hosteleros y los empresarios de los supermercados que pueden tener un problema grave de abastecimiento en Centro por las características de los camiones de carga y descarga con menos de 3.500 kilos", ha expuesto.

Falta de tiempo y dinero 

Los empresarios le han trasladado a Almeida que no pueden renovar las flotas, muchas de ellas en manos de autónomos, "por una cuestión de plazos y de suficiencia económica". Por eso, y "para garantizar el abastecimiento", el Ayuntamiento estudia una prórroga de las restricciones previstas desde el 1 de enero y lanzará esa línea de subvenciones.

"Si se habla de prohibiciones también hay que hablar de incentivos, si pedimos un esfuerzo a los ciudadanos les tenemos que ayudar en ese esfuerzo", ha continuado el regidor. Otras de las propuestas que CEIM les han trasladado, indicadas por Almeida, son la necesidad de "unificar ese conjunto de excepciones que ha hecho que la regulación de Madrid Central sea un queso gruyère de difícil comprensión porque se dictó un decreto sobre el que se han dictado más de 15 instrucciones".

'Minihubs' logísticos 

También ha destacado sobre la distribución de mercancías la posibilidad de "minihubs logísticos que puedan facilitar la última milla" y un sistema inteligente para la flota de carga y descarga, además de que los autobuses que traen turistas, fundamentalmente de Barajas, "puedan tener un estacionamiento reservado y evitar esas imágenes de turistas subiendo por Gran Vía con las maletas".

Almeida ha señalado que se seguirán manteniendo este tipo de reuniones para contar con la colaboración de todos los sectores de cara a la modificación de la ordenanza de Movilidad, que esperan que "llegue antes del verano". "Queremos contar con sus aportaciones porque tienen la experiencia de Madrid Central y los perjuicios severos graves causados porque no hubo una interlocución real y fluida. Queremos que Madrid 360 sí sea una garantía de futuro", ha señalado el regidor a la prensa.