Ir a contenido

a cargo de la junta del distrito de salamanca

El Ayuntamiento de Madrid investiga la nueva polémica inmobiliaria de Espinosa y Monasterio

'El País' asegura que los dirigentes de Vox construyeron y vendieron "tres lofts en suelo industrial en 2004"

El Periódico / Agencias

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís (izquierda) y el vicepresidente Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado (derecha), durante la manifestación Juntos por España.Convivencia sin violencia. 

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís (izquierda) y el vicepresidente Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado (derecha), durante la manifestación Juntos por España.Convivencia sin violencia.  / Europa Press

Begoña Villacís, vicealcaldesa de Madrid, ha asegurado que la Junta del Distrito de Salamanca está ya investigando la nueva supuesta irregularidad inmobiliaria del portavoz de Vox en el Congreso de los Diputados, Iván Espinosa de los Monteros, y la portavoz de Vox en la Asamblea, Rocío Monasterio. 

Así lo ha expuesto Villacís, en declaraciones a los periodistas tras finalizar la inauguración del programa 'La Ciudad que tú quieres', al ser preguntada por la información que publica el diario 'El País' sobre que los dirigentes de Vox construyeron y vendieron supuestamente "tres lofts en suelo industrial en 2004 y sus compradores acabaron siendo expulsados al no tener licencia".

"Estamos investigando este caso como la totalidad de los casos, como es nuestro trabajo. Reunimos todos los expedientes, porque están muy dispersos para analizarlos como haríamos como con cualquier vecino. Una vez que tengamos toda la información se decide si se abre un procedimiento o no", ha explicado la vicealcaldesa madrileña.

Regularización de obras

Los técnicos municipales desplazados al domicilio de la portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, y su marido, su homólogo en el Congreso Iván Espinosa de los Monteros, han comprobado que la actividad profesional del despacho del inmueble ha cerrado y, por tanto, no se clausura el chalé.

Esta no es la primera polémica inmobiliaria en la que se ven envueltos los dirigentes de Vox al haber tenido un problema en su vivienda para regularizar unas obras. No obstante, el pasado 8 de octubre los técnicos municipales desplazados al domicilio comprobaron que la actividad profesional del despacho del inmueble había cerrado y, decidieron no clausurar el chalé.