Ir a contenido

dominican don't play

Detenido un miembro de una banda latina por nueve robos violentos en Madrid

Llevaba a sus víctimas a las estaciones de metro para robarles cualquier objeto de valor

El Periódico / Agencias

EUROPA PRESS

La Policía Nacional ha detenido a un individuo que forma parte de la banda latina Dominican Don't Play (DDP) por la comisión de hasta nueve robos violentos cometidos en distintos distritos y municipios de Madrid, así como por pertenencia a grupo criminal. La investigación se inició a raíz de las diversas denuncias recibidas en la Comunidad de Madrid en los últimos meses por robos con violencia o intimidación.

Tras su análisis pudo establecerse una relación entre ellos al cometerse en circunstancias similares. El estudio pormenorizado realizado por los agentes encargados de la investigación permitió relacionar estos episodios para de ese modo acotar la identificación del perfil del autor. 

Después de analizar toda la información, pudo comprobarse que estos hechos se realizaban por un varón que, actuando en solitario y perteneciendo a una banda latina, llevaba a sus víctimas a lugares solitarios, principalmente en las inmediaciones de estaciones del suburbano y ferroviarias, donde les robaba el teléfono móvil y cualquier otro objeto de valor que portasen.

Dispositivos de vigilancia 

Teniendo en cuenta estos datos y que los robos se cometían en lugares próximos a estaciones de transporte, los agentes establecieron dispositivos de vigilancia y control en estas zonas. De este modo, los investigadores pudieron identificar y detener al presunto autor de estos hechos portando un teléfono móvil que había obtenido de un robo anterior.

En el momento de la detención el arrestado tenía pendientes diversas reclamaciones judiciales por otros hechos delictivos, encontrándose además en paradero desconocido al no haber regresado a prisión tras un permiso penitenciario en el mes de marzo del presente año. Debido a esta situación tomaba muchas precauciones para evitar ser localizado, permaneciendo la mayor parte del día escondido en diferentes domicilios y saliendo únicamente a la calle para cometer estos robos.

Tampoco mantenía contacto con su familia ni grupo de amigos al objeto de no ser detectado por la Policía. La operación fue desarrollada por el Grupo XXII de la Brigada Provincial de Información de Madrid, siendo detenido por estos hechos como presunto autor de hasta nueve robos con violencia e intimidación, así como un delito de pertenencia a organización criminal al ser miembro de la banda latina mencionada. La autoridad judicial decretó su ingreso en prisión.