Ir a contenido

APOYO POPULAR

El Ayuntamiento acudirá a la vía judicial para desalojar La Ingobernable "lo más rápido posible"

Los 'okupas' se niegan a abandonar de forma voluntaria el inmueble tras la notificación oficial del Consistorio

El portavoz de Vox se persona en el edificio para comprobar la "contundencia" de sus socios municipales

Europa Press

El centro social La Ingobernable.

El centro social La Ingobernable. / Wikimedia

El Ayuntamiento de Madrid acudirá "desde este mismo momento" a la vía judicial para lograr "lo más rápido posible" el desalojo de La Ingobernable, el edificio okupado en la calle Gobernador 39, después de que no se haya desalojado este miércoles de forma voluntaria tras la notificación oficial entregada por parte del Consistorio.

Así lo ha indicado la portavoz del Gobierno municipal, Inmaculada Sanz, en una entrevista en Antena 3 recogida por Europa Press, en la que ha puesto de manifiesto que se ha puesto "punto y final" a la vía administrativa, por lo que "parece que no se desaloja por la vía voluntaria".

Al acudir a la vía judicial, el equipo de Gobierno espera que el desalojo sea "lo más rápido posible". "No ha sido posible desde el punto de vista administrativo porque no se ha querido hacer ese desalojo; esperamos que se tramite de la forma más breve", ha reiterado.

Y es que, en cuanto el equipo de Gobierno tenga ese mandato procederá al "desalojo inmediato" con el fin de "recuperar un espacio para el centro de la ciudad" y que "los madrileños hagan uso de un edifico que está siendo usurpado por una serie de personas". Como respuesta al desalojo, La Ingobernable ha organizado un desayuno con churros y chocolate como ya hiciesen la última vez que se pretendió desokupar el inmueble, en abril de 2018.

Centro de salud o biblioteca

Respecto a qué usos pretende dar el ejecutivo municipal cuando se haga con el edificio, Sanz ha señalado que "es difícil encontrar en Centro espacios para dotaciones sociales, sanitarias", y están valorando "qué necesidades con las más urgentes".

Se baraja así la posibilidad de construir un centro de salud o una biblioteca. Pese a estar definiendo los proyectos, Inmaculada Sanz ha precisado que en todo caso este va a "beneficiar a los madrileños". 

El colectivo La Ingobernable preveía que más de 300 personas se congregasen frente al inmueble okupado de la calle Gobernador ante la notificación de desalojo que publicó el Boletín Oficial del Estado (BOE) la pasada semana.

Según ha explicado una de sus portavoces, Serlinda Vigara, anoche convocaron a sus "apoyos populares" y reunieron a unas 300 personas, lo que entiende como "una victoria". "Vamos a defenderla como lo hemos hecho siempre, desde la alegría y llenando de vida y actividades. Queremos ver la actitud con la que viene el Ayuntamiento para seguir defendiendo este espacio", ha incidido otro de sus portavoces Pablo Martínez. "Desde el Ayuntamiento solo ha habido un discurso de criminalización. La única violencia ha venido del Gobierno se coalición que tenemos de extrema derecha", ha censurado Vigara.

Presencia de políticos

La notificación para que abandonen el edificio también ha congregado en la calle Gobernador a la diputada de Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid Sol Sánchez y al miembro de IU Carlos Sánchez Mato. Asimismo, el portavoz adjunto de Vox en el Ayuntamiento de Madrid, Pedro Fernández, acudió para comprobar la "contundencia" del equipo municipal de PP y Cs que sostienen con sus cuatro votos.

Fernández exigió al alcalde, José Luis Martínez-Almeida, que acuda a la vía judicial para desalojar a La Ingobernable del edificio de la calle Gobernador, un colectivo al que ha calificado como "los amigos de Carmena".

"Manifestamos nuestro rechazo al hecho de que los amigos okupas de Carmena sigan utilizando este espacio público que pertenece a todos los madrileños y no a unos pocos", ha recalcado el edil, quien ha solicitado que si el inmueble no se desaloja "pacíficamente", intervengan los Cuerpos de Seguridad del Estado con "toda la fuerza que la Ley le permite".

Fernández ha rechazado que la función social que pueda cubrir la Ingobernable justifique la okupación, ya que "si es ilegal, por mucho que cumpla una función social, es ilegal". 

Ausencia de provocación

Al ser preguntado por los periodistas si su presencia podía interpretarse como provocación a La Ingobernable, Fernández ha rechazado ese extremo y ha subrayado que ha acudido a mostrar su "apoyo" a la "comisión judicial" que ha entregado la notificación al colectivo. "He venido a manifestar mi rechazo a que se mantenga una situación de ilegalidad", ha remarcado el edil.