Ir a contenido

indemnización de 165.000 euros

Condenan a dos años de cárcel a la marquesa que se apropió de un 'Van Dyck'

La aristócrata nunca llegó a pagar por la obra ni la devolvió cuando le fue requerida

El Periódico / Agencias

La aristócrata Cristina Ordovás Gómez-Jordana, a su salida del juicio en la Audiencia Provincial de Madrid.

La aristócrata Cristina Ordovás Gómez-Jordana, a su salida del juicio en la Audiencia Provincial de Madrid. / Marcel Guinot (EFE)

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a dos años de cárcel y a una indemnización de 165.000 euros a la aristócrata Cristina Ordovás Gómez-Jordana por apropiarse de un cuadro de Anthony Van Dyck

Así consta en una sentencia, en la que los magistrados consideran a la acusada autora responsable de un delito de apropiación indebida.

En el juicio, que se celebró el pasado 11 de junio, defendió que "nunca" vendió una obra de este pintor flamenco y sostuvo que fue "víctima de un engaño".

Los magistrados dan por probado ahora que Ordovás se apropió de un cuadro datado entre 1633 y 1641 y atribuido a este artista titulado 'Anna Sofía, condesa de Camarvon', valorado en unos 165.000 euros. 

En el juicio, el fiscal solicitó cuatro años de cárcel para la marquesa y una indemnización de 165.000 euros, mientras que la acusación particular pidió la misma cantidad junto a tres años de prisión. 

Hechos juzgados

Los dueños del cuadro lo adquirieron en junio del 2009 de la casa de subastas Christie's de Londres por un precio de 38.557 libras esterlinas y lo trasladaron ese mismo año a la sala Ansorena de Madrid donde salió a subasta en diciembre sin que se lograra su venta. 

El cuadro permaneció desde entonces depositado en la sala hasta que en junio del 2014 fue llevado al domicilio de la acusada para que lo examinara.

La propia Cristina Ordovás llegó a acordar un precio de 165.000 euros con el propietario de la obra para su adquisición pero nunca llegó a pagar cantidad alguna a su dueño ni fue devuelto cuando en el 2015 le fue requerido. 

Finalmente el cuadro fue localizado en un almacén de Zurich junto con otro cuadro propiedad de la acusada "sin que a día de hoy se haya logrado aún su restitución por las autoridades suizas"

Temas: Madrid Arte