Ir a contenido

Período de aviso

La moratoria de multas en Madrid Central arranca el 1 de julio

Este martes comienzan las reuniones con los colectivos afectados para alumbrar la reconversión

El Periódico / Agencias

Señales verticales y rayas rojas en el suelo que delimitan Madrid Central.  

Señales verticales y rayas rojas en el suelo que delimitan Madrid Central.   / David Castro

La moratoria de multas en Madrid Central arrancará el 1 de julio y se extenderá, al menos, dos meses más, hasta septiembre, según lo establecido en el artículo 247 de la ordenanza de Movilidad aprobada el pasado octubre. El periodo de multas comenzó el pasado 16 de marzo.

Así lo ha informado en rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno la portavoz del Gobierno municipal, Inmaculada Sanz, quien ha precisado que las reuniones con "todos" los colectivos afectados comenzarán este martes de cara a alumbrar la "reconversión" de la medida.

"Esa moratoria prevista en el artículo 247 de la ordenanza de Movilidad, aprobada el pasado noviembre, hablaba de que una modificación sustancial se realizará con un periodo de aviso durante un periodo mínimo de dos meses, y esa es la vía que se utilizará para esa moratoria", ha detallado Sanz.

Dicho artículo versa sobre la "fase previa a la utilización de nuevos dispositivos tecnológicos o procedimientos sistemáticos de control de detección de infracciones para la formulación de denuncias" y señala que "antes de la implantación definitiva o la modificación substancial de dispositivos automatizados que permitan la identificación de las matrículas de los vehículos o de detección de infracciones de tráfico, se realizará un período de aviso a sus titulares de los mismos durante un período mínimo de dos meses".

Información sobre las sanciones

Y es que Sanz considera necesaria esta moratoria porque "el sistema de sanciones no ha funcionado en absoluto", y por tanto en base a ese artículo 247 se establece un periodo de preaviso en el que no se producirán sanciones, y se informará de cuando se producirán las infracciones. Por tanto, se avisará de que se ha entrado en zona de libre acceso pero no se multará.

Ha reconocido la portavoz municipal que todavía está pendiente la instalación de pantallas informativas. Además, tras llevar a cabo una auditoría del sistema, se informará de los cambios que se han decidido adoptar.

No teme el equipo de Gobierno posibles multas por parte de la Unión Europea por la reconversión de la medida, ya que "pide a España y a Madrid resultados en cuanto a cuestiones de contaminación", y los resultados del anterior equipo "no fueron buenos", con "incrementos muy relevantes" de contaminación en las estaciones.

En cuanto a los semáforos de la A-5, Sanz ha apuntado que necesitan de informes de la dirección general de vías públicas, entre otros, para llevar ese acabado, y "hay que hacer pequeñas actuaciones para cumplir con los informes", aunque ha precisado que "será en los próximos días".