Ir a contenido

Vox mantiene el pulso: sin problemas en la oposición

El PP recupera las negociaciones con Vox en Madrid

Almeida afirma que cumplirá el pacto con los de Abascal pero no revela si esto incluye concejalías

Aguado tacha de "pataleta" la reacción de Monasterio al congelar las negociaciones con los populares

Miguel Ángel Rodríguez

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, tras la primera reunión de la Junta de Gobierno del Ayuntamiento. 

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, tras la primera reunión de la Junta de Gobierno del Ayuntamiento.  / J.J. Guillén (EFE)

Desencalladas las negociaciones entre PP-Vox en la Comunidad de Madrid. O, al menos, eso se desprede de las palabras del alcalde madrileño, el popular José Luis Martínez-Almedia, tras reunirse con los dirigentes de extrema-derecha: "Nosotros vamos a cumplir el acuerdo que tenemos con Vox. Ha sido razonable lo planteado por ambas partes. Tenemos cuestiones que tratar y el plazo no se ha agotado ni de lejos". [Directo: últimas noticias]

Martínez-Almeida se ha sentado a la mesa con el secretario general ultra, Javier Ortega Smith, el portavoz del partido en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, y el vicesecretario de Organización del PP, Javier Maroto. El encuentro, que ha durado más de tres horas y media, ha servido para encauzar una relación que este lunes congelaba la candidata de Vox a la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, después de que los populares no les cedieran concejalías de gobierno como habían acortado. 

No obstante, el regidor madrileño no ha aclarado si entre las exigencias de Vox está ocupar una de las nueve concejalías de gobierno del Ayuntamiento. Los dirigentes de extrema-derecha tampoco han querido esclarecer este asunto y han evitado hacer declaraciones a la salida de la reunión que ha tenido lugar en el Palacio de Cibeles. 

Mensajes a Cs y Vox

Quien sí se ha pronunciado sobre este asunto ha sido la vicesecretaria de Política Social del PP, Cuca Gamarra, que, este martes por la mañana, ha admitido que en el acuerdo que han alcanzado los populares con Vox en el Ayuntamiento de Madrid se dice que se les van a entregar "concejalías", aunque no se especifica cuáles ni si son áreas de gobierno o distritos, y que eso "es lo que se va a negociar en los próximos días". 

Ante las palabras de la portavoz de Cs en el Ayuntamiento, Begoña Villacís, señalando que su acuerdo con el PP recoge un Ejecutivo de coalición entre populares y liberales en el que los de Santiago Abascal no tocarán gobierno, Gamarra ha pedido "no echar más leña al fuego desde el ámbito de la especulación". Así, la dirigente del PP ha insistido en que "la realidad es que está recogido lo que son concejalías y eso es lo que hay que precisar y concretar" con Vox. 

Por otro lado, el secretario general de Génova 13, Teodoro García Egea, ha mandado un mensaje a los de Abascal: que  cedan "por España y por Madrid" fijándose en su propio lema de partido, "España lo primero". En una entrevista en Telecinco, el número dos de Pablo Casado ha pedido seriedad a los de extrema-derecha porque al final está trasladando la imagen de que "solo quiere sillones" y "cargos al peso". 

La presidencible popular a la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, viendo peligrar su futuro al frente del Parlamento autonomíco ha alertado a Vox que una repetición electoral no sería un escenario bien visto por los votantes: "Tengo la mano tendida para que nos entendamos entre nosotros y consigamos una cuerdo que sea satisfactorio para nuestro electorado".

Vox mantiene el pulso

El partido de ultraderecha, sin embargo, mantiene el pulso. Así, su candidata en la Comunidad, Rocío Monasterio, ha avanzado que no tiene problema en estar en la oposición. "No hay necesidad de que pidan los votos a Vox si no quieren cumplir. Si quieren cumplir y un gobierno en coalición habrá que sentarse, ceder, negociar, ser flexibles y firmar un acuerdo", ha apostillado.

En declaraciones a Onda Madrid, Monasterio ha insistido en que las conversaciones están congeladas. "La negociación está parada hasta que el PP cumpla el acuerdo", ha insistido Monasterio.

La dirigente de Vox ha asegurado que el acuerdo recoge que Vox debe tener concejalías de gobierno y presupuesto en proporción a su peso en el Consistorio, subrayando que ella estuvo presente cuando se firmó. También ha recalcado que la popular Isabel Díaz Ayuso firmó con ella un acuerdo donde se recogía que Vox tendría posiciones con cargos en entes públicos, a concretar posteriormente, y presupuestos en proporción.

Cs y la "pataleta" de Vox

El tercero en discordia es Ciudadanos. La formación de Albert Rivera asegura no haber llegado a ningún acuerdo con Vox, ni en el Ayuntamiento ni en la Comunidad de Madrid, e insisten en seguir las negociaciones para conformar un gobierno de coalición a nivel autonómico. 

El candidato naranja a la Asamblea de Madrid, Ignacio Aguado, ha asegurado, a su llegada a la Confederación Empresarial de Madrid, que los ultras están sumidos en una "pataleta constante" y "lanzando órdagos". Algo que, sentencia, no debería importar a populares ni a liberales que tienen que centrarse en seguir negociando bilateralmente: "Fuera de ese marco no contemplamos otra posibilidad; serán el resto de formaciones, una vez tengamos un acuerdo programático y de gobierno, quienes decidirán si bloquean esta legislatura o que se ponga en marcha el gobierno".