Ir a contenido

COMUNIDAD DE MADRID

Las 100 medidas del PP y el decálogo de Ciudadanos polarizan las negociaciones de gobierno

El preacuerdo con Vox es la tercera pata de las conversaciones que mantienen las tres derechas para pactar un Ejecutivo

Europa Press

Pablo Casado, entre Isabel Díaz Ayuso, la candidata al Gobierno de Madrid, y José Luis Martínez-Almeida, el aspirante a la alcaldía de la capital.

Pablo Casado, entre Isabel Díaz Ayuso, la candidata al Gobierno de Madrid, y José Luis Martínez-Almeida, el aspirante a la alcaldía de la capital. / EFE / JUANJO MARÍN

PP, Ciudadanos y Vox encaran desde este miércoles la segunda parte de las negociaciones de cara a la conformación del Gobierno de la Comunidad de Madrid y los tres partidos han puesto ya sobre la mesa sus documentos programáticos. El PP ha entregado cien propuestas, Ciudadanos el decálogo aprobado en el Comité Ejecutivo Nacional y Vox su preacuerdo.

Tras haber alcanzado pactos a dos para el reparto de puestos de la Mesa de la Asamblea de Madrid, imprescindibles para evitar el bloqueo de la acción de gobierno, los partidos del centro derecha afrontan nuevas reuniones en los próximos días. En ellas, según coinciden, lo primordial serán las propuestas que ya se distribuyeron entre ellos en las reuniones mantenidas la semana pasada.

Por su parte, el PP puso sobre la mesa en los encuentros mantenidos con Ciudadanos y Vox un documento programático con cien medidas como base para futuros acuerdos de Gobierno, del que aún esperan respuesta. Se trata de algunas de las propuestas que su candidata a la Presidencia autonómica, Isabel Díaz Ayuso, anunció en campaña electoral como impulsar una rebaja fiscal o blindar la libertad educativa y sanitaria, según han informado fuentes populares a Europa Press.

Desde Ciudadanos, en la reunión con los 'populares', presentaron el decálogo aprobado en el Comité Ejecutivo Nacional, diez puntos que incluyen "tolerancia cero contra la corrupción, revolucionar la Educación para ganar el futuro o impulsar contratos fijos desde el primer día".

Veto de Ciudadanos a Vox

Este documento no ha sido entregado a Vox, dado que, como insisten, no negociarán nada con la formación de Abascal. Mientras, los diputados de Vox entregaron este martes un documento a las otras dos formaciones del bloque de centro derecha, que incluía además del acuerdo para la Mesa, medidas de programa y proporcionalidad según su número de escaños en la Asamblea de Madrid "en entes y presupuestos".

Este texto fue firmado por el PP pero no por el partido 'naranja', lo que llevó a la candidata de Vox, Rocío Monasterio, a levantarse de la mesa. Queda por ver como será el formato de las negociaciones, aunque todo apunta que los encuentros seguirán siendo bilaterales y tendrán al PP como puente. Y es que tal y como señalaba la candidata 'popular', Isabel Díaz Ayuso, ante los medios el martes, a partir de ahora las tres fuerzas deben "mirar hacia adelante" para "de una u otra manera" seguir entendiéndose.

Reuniones para la alcaldía 

Ya en el ámbito municipal, los grupos de PP y Ciudadanos se reunirán este jueves en el Edificio de Grupos Municipales para avanzar en las negociaciones de cara a constituir un gobierno de centro-derecha en la capital, han informado fuentes populares.

Se trata de la segunda reunión que mantienen los grupos tras la celebrada el pasado viernes, donde PP y Cs salieron con sabor agridulce de la misma debido a las conversaciones sobre quién ocupará finalmente la silla de alcalde. De forma previa, Almeida y Villacís se habían reunido días antes en un clima de "buena sintonía".

Ambas formaciones acudirán a esta reunión tras examinar diversos programas de los contrarios. Ciudadanos dejó a PP un programa con 50 medidas el pasado viernes, y este miércoles, PP ha remitido tanto a Cs como a Vox un programa de investidura, unas líneas de negociación con las que se espera avanzar más que en la última reunión, donde no acercaron posturas.

Mientras que los 'populares' lamentaron que Ciudadanos no mostrara su apoyo firme a la investidura de Almeida, los 'naranjas' aseguraron que no era momento de hablar de sillas, sino que primero había que pergeñar y acordar un acuerdo programático.

Ambiciones personales

Esta tónica la ha continuado este miércoles la número 3 de Ciudadanos, Silvia Saavedra, quien ha reiterado que "primero hay que fijar políticas", pues lo importante son los madrileños, y "no hablar de sillas". Todo esto después de que Almeida haya advertido a Villacís de que una "ambición personal" no puede frenar el cambio en la capital.