Ir a contenido

"problemas puntuales"

Sanidad admite incidencias con la limpieza de la ropa en los hospitales

Empleados de centros públicos denuncian que los uniformes vuelven de la lavandería rotos o manchados

El Periódico / Agencias

Hospital Universitario Ramón y Cajal.

Hospital Universitario Ramón y Cajal. / Comunidad de Madrid

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha reconocido este jueves incidencias en algunos hospitales con la calidad de la limpieza de la ropa de camas, de pacientes y de empleados. 

Así lo han reconocido fuentes de la Consejería en respuesta a una denuncia de los empleados de los hospitales públicos, de la que ha informado Cadena SER, y según la cual la ropa de cama, toallas o uniformes, muy escasa, vuelve de la lavandería sucia, rota o manchada.

Según fuentes de Sanidad, no hay registrada a la fecha ninguna "incidencia específica global", aunque sí reconocen que ha habido incidencias en algunos centros hospitalarios, como en el Ramón y Cajal.

"Problemas puntuales"

Incidencias que aseguran que han sido comunicadas a la concesionaria, que ha aducido "problemas puntuales en una de sus plantas" que se están solucionando". 

Sanidad añade que, según sus auditorías, alguna cantidad de ropa hospitalaria regresa a los hospitales "defectuosa" o en estado "no adecuado" y que en esos casos es devuelta y sustituida.

La Consejería hace un "seguimiento permanente" de la ropa que llega a los hospitales y exigirá mejorar la calidad del servicio externalizado de lavandería en el contrato nuevo que licitará cuando venza el actual, en noviembre próximo, y en cuyos pliegos ya trabaja. 

Auditorías

Los pliegos del contrato actual, del 2013, contienen parámetros y exigencias que serán mejorados para "reforzar la calidad del servicio". 

Acerca de la denuncia de los trabajadores, Sanidad dice que los datos ofrecidos por Cadena SER corresponden a auditorias del 2018.

"Las auditorías sí detectan un porcentaje de ropa que no llega en estado adecuado, aunque es detectada y sustituida", agregan.