Ir a contenido

Colegios e institutos

Los niños ya no podrán mentir sobre las notas ni hacer novillos

Educación lanza una app que se extenderá el curso que viene a todos los centros públicos

El Periódico / Agencias

Padres y niños, a la entrada de un colegio de Madrid.

Padres y niños, a la entrada de un colegio de Madrid. / J. J. Guillén (EFE)

La Comunidad de Madrid lanza una aplicación móvil para facilitar información a las familias sobre la asistencia de sus hijos a los centros educativos públicos, datos del calendario y horario escolar, comunicar vía telemática las faltas de asistencia y su correspondiente justificación, así como poder realizar por internet consultas al tutor. 

La nueva herramienta informática ve la luz durante este curso de manera experimental y el objetivo es que se extienda durante el curso que viene a todos los colegios e institutos públicos. También se contempla en el futuro introducirla en los centros de Formación Profesional. 

La aplicación móvil, denominada 'Roble' e integrada en el sistema de gestión educativa 'Raíces', recoge un sistema de mensajería que permite a los padres tener contacto directo con el centro, dado que recibirán avisos y notificaciones del colegio o instituto. Además, podrán consultar la agenda de actividades del centro y los periodos vacacionales y cambiar información de contacto como el número de teléfono o móvil. 

Seguimiento del alumno

También incorpora una pestaña de seguimiento del alumno, donde la familia podrá acceder a las notas del estudiante, las evaluaciones de actividades, su ficha y las faltas de asistencia. En otro apartado, denominado 'Ausencias', los padres podrán consultar si se ha producido alguna. 

El consejero de Educación e Investigación de la Comunidad de Madrid, Rafael van Grieken, ha presentado esta app a un grupo de padres de alumnos en el IES Ágora de la localidad de Alcobendas, un evento al que también ha acudido el alcalde del municipio, Ignacio García de Vinuesa. 

Van Grieken ha asegurado que esta app supone un "salto tecnológico necesario" dentro del "buen sistema educativo" de la Comunidad, pues aterriza para mejorar la comunicación entre las familias y los centros públicos, de forma análoga a herramientas que ya están presentes en centros concertados. 

Ello, ha relatado el consejero, facilita a las familias tener una visión "del día a día" de la educación de sus hijos y facilita a los equipos directivos la gestión de estos aspectos relacionados con la actividad del alumno. También hay una función que permite acceder a la aplicación por ordenador o tablet.