Ir a contenido

El PP, en contra

La ciudad de Madrid solo tendrá circos sin animales salvajes

Catalunya fue la primera de las comunidades autónomas en prohibir este tipo de espectáculos en el 2015

El Periódico / Agencias

Un camello en el circo Quirós.

Un camello en el circo Quirós. / Europa Press

Madrid se declarada este miércoles ciudad libre de circos con animales salvajes. Los circos itinerantes con animales salvajes tendrán una prórroga de un año para reorientar sus negocios una vez que se ha aprobado en el Pleno de Cibeles la modificación de la ordenanza reguladora de la Tenencia y Protección de los Animales del 2001, basándose en una recomendación de la Federación Veterinaria Europea y en la Declaración Universal de los Derechos de los Animales. 

La modificación ha sido presentada en el Pleno por el delegado de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, y ha contado con el respaldo de Ahora Madrid, PSOE y Ciudadanos y la negativa del PP, que ha presentado una enmienda a la totalidad, rechazada. 

En los circos itinerantes, los animales salvajes "no pueden satisfacer no solo las condiciones fisiológicas, mentales y sociales de los animales, sino las necesarias consideraciones respecto al bienestar animal, además de los riesgos de sanidad animal, salud pública y seguridad", ha explicado Barbero.

El delegado ha sumado la "ansiedad que sufren los animales, el peligro de contagio de enfermedades y el riesgo de fuga". También ha explicado que se esperó por parte del Ayuntamiento al reglamento de la Comunidad, "que no llegó". Por su parte, el concejal socialista Ignacio Benito ha defendido que lo aprobado "no es un ataque al circo" pero que en estos espectáculos "no puede esconderse el dolor y sufrimiento de cualquier ser vivo". 

El PP vota en contra

La popular Carmen Castell ha llevado al Pleno las palabras del Papa en apoyo al circo, después de "acariciar un cachorro de tigre y una pantera", para destacar que es "una actividad admirada en el mundo entero que transmite valores sociales que no están viendo por su dogmatismo". 

"Estamos del lado de las familias del circo y de los animales, de ahí la enmienda a la totalidad", ha declarado Castell, que ha destacado que los animales son observados por veterinarios y pasan por controles de Madrid Salud y del Seprona. 

Barbero ha explicado al PP que lo que se trae al Pleno es la evolución del circo, igual que "hace un siglo se llevaba a personas con deformidades y eso no se sostiene hoy éticamente por una sociedad". 

Para la modificación de la ordenanza se ha realizado una consulta previa en la que han participado diversas asociaciones protectoras de animales así como representantes de asociaciones de los circos. El texto fue además sometido a consulta pública en el portal de participación ciudadana.

En España hay ya seis comunidades autónomas que no permiten los circos con animales en su totalidad o con especies salvajes desde el 2015. La primera en hacerlo fue Catalunya y le siguieron Islas Baleares, La Rioja, Galicia, Murcia y la Comunidad Valenciana. 

Aunque en la Comunidad de Madrid no se prohíbe, un total de 66 municipios no lo permiten, entre los que se encuentran Leganés, Alcalá de Henares, Móstoles, Getafe, Alcalá de Henares, Alcobendas, Fuenlabrada, Alcorcón o San Sebastián de los Reyes.