Ir a contenido

asamblea de madrid

La publicidad de juego online y casas de apuestas, prohibida en Telemadrid

No emitirá publicidad de este tipo "independientemente del horario o la concreta programación de la que se trate"

Servimedia

La publicidad de juego online y casas de apuestas, prohibida en Telemadrid

El Pleno de la Asamblea de Madrid aprobó este jueves por unanimidad modificar la Ley de RTVM para prohibir la publicidad que promueva el juego 'on line', los salones de juego o las casas de apuestas. En el texto aprobado se señala que Radio Televisión Madrid "no emitirá publicidad que directa o indirectamente promueva el juego 'on line', los salones de juego o las casas de apuestas, independientemente del horario o la concreta programación de la que se trate".

En la exposición de motivos de la citada reforma se expone que "en los últimos años las nuevas formas de juegos de azar se han desplegado en nuestra sociedad tanto físicamente como a través de las redes con unos crecimientos muy intensos que han llevado aparejado también un incremento exponencial del número de personas que se han inscrito en el Registro de Interdicciones de Acceso al Juego".

Asimismo, se señala que diversas asociaciones de afectados por la ludopatía "han dado la voz de alarma al constatar un aumento sin precedentes de las altas por adicciones al juego entre sus usuarios, y tanto en los medios de comunicación como en la sociedad en general es fácil constatar la preocupación por las consecuencias que puedan darse del crecimiento de una actividad que, como constató el Tribunal Supremo, 'no puede considerarse, dada su especificidad, como una actividad empresarial normal, toda vez que las condiciones de su ejercicio vienen reglamentadas por la ley, por su interés general'". 

En la iniciativa se destaca que "diferentes expertos en juego patológico y adicciones comportamentales explican que la publicidad impacta principalmente en dos colectivos vulnerables". "Por un lado, los niños y adolescentes, y, por otro, aquellos que ya tienen una conducta de juego problemática", constituyendo los medios de comunicación en "uno de los principales ejes que necesariamente han de regularse adecuadamente para proteger los derechos de las personas más vulnerables", según los promotores de esta ley.