Ir a contenido

por "agendas personales"

Barbero acusa a un grupo de bomberos de chantajearle tratando de imponer la reestructuración del Cuerpo

Tras negarse a tomar la medida, comenzaron a "lanzar mensajes falsos a la plantilla para intoxicarla"

El Periódico / Agencias

El delegado de Salud, Seguridad y Emergencias de la Comunidad de Madrid, Javier Barbero.

El delegado de Salud, Seguridad y Emergencias de la Comunidad de Madrid, Javier Barbero. / Ayuntamiento de Madrid

El delegado de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, ha contestado en un tenso argumento a un pequeño grupo de bomberos, a quienes ha acusado de tratar de chantajearle tratando de imponer la reestructuración del Cuerpo que deseaban si quería sacar adelante la implementación de las 35 horas y todo "a costa del erario público" y "por agendas personales, ambición y notoriedad". 

"No hay previsto ni cierre de parques ni cambios en los grupos", ha asegurado Barbero ante algunos de los bomberos en la comisión del ramo ante una pregunta de PSOE y Cs. En este punto, el delegado ha explicado que el pasado año la dirección general de Emergencias de entonces impulsó un cambio en el organigrama, contrastado con el que fuera jefe de bomberos, Eugenio Amores

Se descartó entonces la reestructuración porque suponía un aumento injustificado del nivel directivo que "no generaba un beneficio para la organización del trabajo", unido a un aumento del gasto y cambios "que sólo afectaban a diez personas por 160.000 euros al año". "No cuentas nada de los 13 millones de las guardias extras", ha lanzado uno de los bomberos desde la bancada de invitados. 

Barbero ha continuado explicando que le vendían la reorganización demandada "como una modernización cuando son agendas personales e intereses ocultos de dos o tres personas que están detrás".

Dimisiones

El pasado septiembre el delegado se reunió con los agentes y con Eugenio Amores, a punto de jubilarse, quien le transmitió que no quería ser recordado "como el que engordó la estructura". Eugenio Amores acabó por presentar su dimisión, aceptada por el delegado tras dudarlo. "Me equivoqué por fiarme de dos, tres líderes del grupo", que mantuvieron una relación de deslealtad con el que fue su jefe y quien fuera su valedor. "Le utilizaron, le usaron, fue de usar y tirar con quien les había sostenido”, ha afeado Barbero.

Finalmente Eugenio Amores presentó su dimisión tras once años y se nombró a Juan José García para perfilar la transición y teniendo claro que "la reestructuración no se elevaría". En este contexto es en el que aparece la implementación de las 35 horas. "Cuál fue mi sorpresa cuando la dirección me dice que ese acuerdo tiene que ir acompañado de la reestructuración del Cuerpo que plantea ese pequeño grupo", ha desvelado Javier Barbero. 

Chantaje

Ante el 'no', ese pequeño grupo comenzó a "lanzar mensajes falsos a la plantilla para intoxicarla" diciendo "falsamente" que se iban a cerrar parques en lo que es un "chantaje" y un "desprecio a lo público", lo que le ha llevado a "justificar los ceses". Cree que este pequeño grupo es quien debe explicar "que les mueve la ambición y la notoriedad". 

El delegado de Seguridad ha insistido en que cree que la mayoría de los bomberos están comprometidos con su función y que él ha intentado "no hacer ruido" pero tampoco iba a caer en el "chantaje para que haya paz social". "Quiero que los efectivos estén bien pagados", ha continuado, lo que ha sido contestado por los bomberos con un "paga a tiempo". "No permitiré que el jefe de bomberos y el director de Seguridad intoxiquen y sean desleales con lo público", ha remachado el concejal. 

Organización de las plantillas

Este lunes el área de Salud, Seguridad y Emergencias presentó a la mesa sindical la aplicación de las 35 jornadas en los cuerpos que cuelgan de la dirección de Emergencias y que se implementarán con jornadas ampliadas voluntarias hasta que se pueda cubrir el déficit estructural de plantilla heredado del anterior Gobierno. En lo que a bomberos en concreto se refiere, el área plantea cinco guardias voluntarias como ampliación de jornadas, pagadas y sin cierre alguno de parques. 

Hasta que se incorporen los nuevos efectivos y se puedan dimensionar las plantillas adecuadamente, y siempre para garantizar la prestación los servicios con los mayores parámetros de calidad, la carencia de plantilla se cubrirá con jornadas ampliadas voluntarias. En el caso de bomberos, el acuerdo para la escala operativa vigente contempla la aplicación de las 35 horas y, a su vez, la posibilidad de ofertar un paquete de hasta cinco guardias extraordinarias por necesidades del servicio en forma de jornada ampliada.

La consignación económica de estas guardias extras no está recogida en el presupuesto porque la implementación de de las 35 horas no se habían aplicado aún en diciembre y desconocían el coste exacto que podía suponer. Eso no quiere decir que no vaya a haber partida, han remarcado las mismas fuentes. 

A eso se suma la incorporación de 75 bomberos conductores en junio (supone el 5% de la plantilla), junto a la nueva promoción de 85 bomberos especialistas que ya está en marcha, además de todas las ofertas públicas de empleo que nos permite la ley activadas y confían en las extraordinarias solicitadas. 

Temas: Madrid Bomberos