Ir a contenido

Infracción grave de la normativa

Madrid abre un expediente sancionador contra EMT por las "incongruencias" sobre la retirada de amianto

Las irregularidades se presentan en el peso de los residuos y en las fechas en que se retiraron

El Periódico / Agencias

Imágenes del Metro de Madrid.

Imágenes del Metro de Madrid. / DAVID CASTRO

La Comunidad de Madrid ha abierto un procedimiento sancionador contra la EMT por "incongruencias" y "datos contradictorios" respecto a la retirada y gestión de residuos con amianto en las cocheras de la empresa municipal en Fuencarral, lo que constituiría una infracción grave de la normativa.

Así lo han indicado fuentes de la Consejería de Medio Ambiente, en relación a la información adelantada por el diario 'ABC', a raíz de una denuncia presentada por el sindicato CSIT Unión Profesional en noviembre del 2017.

Fue entonces cuando se inició una investigación que derivó en una serie de inspecciones, donde se comprobó "documentalmente que la retirada y gestión de los residuos de amianto presentaba incongruencias y datos contradictorios", tanto en el peso de los residuos gestionados, como en las fechas en las que se llevó a cabo el traslado a planta de gestión de residuos autorizada.

Estos hechos pueden ser constitutivos de una infracción administrativa grave de la Ley de Residuos. De momento no se puede determinar la cuantía de la posible sanción dado que el expediente está en tramitación, si bien versa sobre una presunta infracción de carácter grave que puede ir desde los 9.001 euros hasta los 300.000 euros.

El procedimiento sancionador está en trámite en estos momentos y la EMT puede presentar alegaciones al proceso, que se estudiarán por parte de los instructores del expediente.

Retirada convencional

El director gerente de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), Álvaro Fernández Heredia, ha asegurado este lunes que el proceso de retirada de amianto en las cocheras de Fuencarral se realizó "correctamente" y de manera "absolutamente convencional" tras la posible apertura de un expediente sancionador por parte de la Comunidad de Madrid.

En este sentido, el gerente de la EMT ha afirmado que el proceso de retirada ha sido "absolutamente convencional" y que se hacía cargo de él una empresa especializada gestora, externa a la EMT. Según ha señalado, se trata de un desajuste en la fecha de retirada por parte de la empresa gerente.

De esta forma, ha explicado que la EMT realizó una primera notificación el día 10 de noviembre en que realizan una evaluación estimativa de cuánto puede ser la cantidad de amianto que tienen que retirar, que fue de 100 kilos.

Fecha de retirada

Posteriormente, seis días después llevaron a cabo la petición de retirada a la Consejería de Medio Ambiente donde calcularon de nuevo un cantidad estimativa, en este caso, de 600 kilos y la retirada se realizó finalmente el día 17. Al proceder a la retirada, la balanza procesó 722 kilos.

"El proceso fue absolutamente rutinario y normal, el único problema que ha habido es que la empresa gestora, que es externa a la EMT, finalmente anunció la retirada para el 16 y se produce por temas logísticos el día 17 y no lo cambia en el expediente", ha asegurado Fernández Heredia, quien ha apuntado que ahora lo que existe es una resolución todavía no definitiva.

Finalmente, ha señalado que la EMT ha tenido una vista del expediente este martes donde van a alegar que todo se ha realizado "correctamente" y que es la empresa contratada la que debió cambiar la fecha. Por eso, insiste en que "no hay otra cosa", y que a partir de esto realizarán un informe con una resolución definitiva donde subsanarán todos los errores que ha habido "sin mayor trascendencia".