Ir a contenido

GOBIERNO MADRILEÑO DEL PP

La consejera de Transportes utilizó su bonotaxi de diputada para ir a la concentración de Colón

Los parlamentarios tienen una cantidad de 1.500 euros al año para este tipo de gastos que pueden utilizar a su libre disposición

Europa Press

La consejera de Transportes, Vivienda e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, Rosalía Gonzalo

La consejera de Transportes, Vivienda e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, Rosalía Gonzalo / Europa Press

La consejera de Transportes de la Comunidad de Madrid, Rosalía Gonzalo, se trasladó ayer en taxi para asistir a la manifestación convocada en Colón en favor de la unidad de España y abonó el importe de la carrera con un bonotaxi para gastos de desplazamiento que le otorga la Asamblea de Madrid en su condición de diputada autonómica.

Así lo ha indicado a los medios de comunicación preguntada por esta cuestión tras la reunión del Comité Madrileño del Transporte y después de que fuentes del sector transmitieran a la prensa que se preguntara por cómo pagó la consejera su desplazamiento a la concentración que tuvo lugar este domingo, aludiendo a que lo había hecho con su tarjeta de gastos de diputada.

Rosalía Gonzalo ha señalado en primer lugar que no creía que representantes del sector del taxi hubieran aludido a esta información, que entra dentro de un régimen de confidencialidad dentro de un contrato que mantiene Radio Teléfono Taxi con la Asamblea de Madrid.

"No creo que esa afirmación la haya hecho el sector del taxi porque está cometiendo algo que no puede cometer, que es no defender la protección de datos a la que está comprometida por la Asamblea de Madrid", ha subrayado.

A renglón seguido, ha afirmado que ella utilizó este bono de gastos de desplazamiento que tiene asignada por su condición de diputada autonómica por el PP, e insistía en que esa información estaba protegida por un régimen de confidencialidad.

Libre disposición

Fuentes de la Asamblea de Madrid han explicado a Europa Press que a los diputados se les entrega con carácter anual una cantidad de 1.500 euros para sus gastos de desplazamiento por medio de esta tarjeta, algo que pueden utilizar a su libre disposición sin necesidad de que haya vinculación con la actividad parlamentaria.

Por otro lado, apuntan a que el contrato que mantiene la Asamblea de Madrid con Radio Teléfono Taxi incluye una cláusula de confidencialidad en los pliegos de condiciones, con el compromiso de no revelar información de los titulares de dicho bono. De hecho, se remite a la Asamblea de Madrid simplemente el coste del trayecto, no los datos del recorrido.

Otras fuentes parlamentarias detallan que la vulneración de esta cláusula de confidencialidad puede suponer un motivo de ruptura del contrato con Radio Teléfono Taxi.