INFORME DE LA COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN

La Asamblea de Madrid concluye que Metro fue negligente con el amianto y ocultó el riesgo

La Cámara autonómica remitirá el dictamen a la Fiscalía para que valore si hay delito en la conducta de la empresa

Etiqueta advirtiendo de la presencia de amianto en un convoy del Metro de Madrid. 

Etiqueta advirtiendo de la presencia de amianto en un convoy del Metro de Madrid. 

Se lee en minutos

Europa Press

El dictamen de la comisión de investigación sobre la presencia de amianto en Metro  amianto en Metro concluye que la compañía ha incurrido en "ocultación" y "negligencia" respecto a la presencia de amianto y el riesgo que implicaba para los trabajadores del suburbano, a la vez que pide valorar la idoneidad para el cargo del actual consejero delegado, Borja Carabante.

Así lo ha acordado el órgano parlamentario con los votos favorables de PSOE, Podemos y Ciudadanos mientras que el PP ha anunciado que emitirá su voto particular sobre este dictamen, al entender que al final se ha producido una "comisión política".  

El presidente de la comisión, el diputado de la formación morada José Manuel López, ha apuntado que dicho dictamen recoge que la Asamblea de Madrid, una vez apruebe en Pleno dicho documento, lo remita a la Fiscalía para que valore si hay posible delito por parte de la compañía.    

También se hace referencia en el documento a la necesidad de realizar una auditoría interna en la compañía para reforzar las medidas de seguridad y prevención de riesgos laborales a la plantilla, así como detectar qué aspectos fallaron a la hora de comunicar la problemática del amianto a los empleados.

Altos cargos cuestionados

Por otro lado, también se recoge que se valore la idoneidad para el cargo de los directores de Recursos Humanos y de Explotación Ferroviaria, junto a la consideración de que la venta de trenes modelo 5000 con amianto encapsulado al metropolitano de Buenos Aires en 2011 no se ajustó a la normativa, sabiendo que esa operación "no era posible".

López ha explicado a los medios de comunicación que el dictamen recoge que los trabajadores de la compañía han estado "desprotegidos" ante el amianto  "desprotegidos"y que, una vez que se conoce el problema la comisión concluye que la compañía ha incurrido en "negligencia, incapacidad y ocultación" porque "Metro sabía desde hace más de dos décadas esto (la presencia de amianto) y no valoró el riesgo".   

Por tanto, una vez que el dictamen sea aprobado en Pleno de la Asamblea, se recoge la recomendación de llevarlo al Ministerio Público para que evalúe la posibles responsabilidades penales (la Fiscalía ya abrió una investigación a instancias de la Inspección de Trabajo) y se acometa un plan de formación "real" a la plantilla que durante decenas de años ha estado expuesta a amianto sin saberlo.

En concreto, el documento recoge la primera referencia a la existencia de amianto data de 1989, por lo que hay evidencias de la existencia del material en las instalaciones desde "hace casi 30 años", ha explicado el presidente de la Comisión para añadir que el dictamen será registrado a las 16 horas de este viernes.

Muchos años de silencio

El portavoz de Ciudadanos en la Comisión, Juan Rubio, ha señalado que el informe alude a que Metro tenía conocimiento de la presencia de amianto de manera firme en el año 2003, cuando un informe del área de Seguridad y Salud Laboral de Metro lo había localizado en numerosas estaciones y trenes de la compañía. Por tanto, se pide que se valore la continuidad de ciertos cargos de Metro por la gestión de esta "crisis".

El diputado de Podemos Alejandro Sánchez ha explicado que su grupo había pedido entre las conclusiones que se recogiera el cese del actual consejero delegado pero finalmente no ha sido así, optándose por cuestionar al Ejecutivo regional que decida si es apto para dirigir Metro tras la gestión de la crisis del amianto. 

También ha asegurado que el dictamen deja claro que hubo "mala praxis" en Metro sobre la presencia del amianto y que desde el suburbano se "ha estado ocultando el riesgo que había para los trabajadores", aparte de no adoptar medidas de cara a evitar la exposición a este material potencialmente cancerígeno.

Por ello, también se aboga por la revisión de los protocolos de seguridad y salud laboral en la compañía. "Hubo una negligencia manifiesta desde Metro de Madrid a la hora de abordar este problema", ha enfatizado el parlamentario de Podemos.

Vieja petición de cese

El portavoz del PSOE en la comisión, Daniel Viondi, ha señalado que su formación ya pidió en pleno el cese de Carabante y que el dictamen aprobado deja claro que "durante muchos años" hubo tres elementos "vertebrales" respecto a la presencia de amianto en Metro: "negligencia, incapacidad y ocultamiento".

Viondi ha dicho que, pese a que el Ejecutivo regional mantiene durante la legislatura una actitud de desoír los pronunciamientos de la Asamblea, este viernes la cámara regional "cumple con su obligación" de exigir "medidas" a la Comunidad sobre un asunto "tan grave", con dos empleados ya fallecidos por asbestosis y otros dos con enfermedad profesional reconocida por exposición a amianto.

También ha criticado que el PP, con su anuncio de voto particular a este dictamen aprobado por la mayoría de la comisión, pretenda "eximir" su responsabilidad sobre sus 16 años de gestión al frente del suburbano.

Frente a esta visión, el portavoz popular en el órgano parlamentario, José Luis Fernández-Quejo, ha indicado que su formación ya preveía que, pese a que hay una investigación judicial abierta, sus aportaciones iban a enfrentarse con "el tripartito y no ser aceptada, tanto en las conclusiones como en las recomendaciones.

Voto particular del PP

El PP aspiraba que el informe incluyera de manera íntegra las declaraciones de los distintos comparecientes para "esclarecer" lo ocurrido en la comisión "política" que ha impedido "descubrir absolutamente nada", razón por la que presentan su voto particular que se puede registrar hasta el próximo martes.

A su vez, ha señalado que la problemática del amianto en Metro es un "error" que ha sucedido en Metro y "muchos otros sitios" durante muchos años, para señalar que ahora se han tomado las medidas de cara a retirar este material y que, por ello, no se recoge "afortunadamente" pedir la dimisión de Carabante al impulsar el plan de desamiantado.

Te puede interesar

"En Metro a lo mejor había que haber actuado en el año 1991 pero nadie le ha dado la importancia que merece al tema, no se han tomado las medidas ahora", ha puntualizado.