Ir a contenido

Los pequeños estaban en casa

Detenidos los padres de unos niños por estar borrachos y dormidos cuando se produjo un incendio

La hija, de tres años y medio, alertó a los vecinos por un cortocircuito producido por las luces de Navidad

El Periódico / Agencias

Vehículo de la Policía Nacional.

Vehículo de la Policía Nacional. / EL PERIÓDICO

La Policía Nacional ha detenido al padre y la madre de dos niños pequeños que avisaron a los vecinos de un incendio que se estaba produciendo en su casa mientras sus padres estaban en una de las habitaciones borrachos, ha informado este miércoles un portavoz de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid. 

Los hechos se produjeron el domingo a las 5 de la madrugada. Como consecuencia de un cortocircuito provocado por las luces del árbol de Navidad que todavía estaba encendido se produjo un pequeño incendio en el interior de una vivienda situada en la calle de Carolina Coronado, situado en el distrito de Ciudad Lineal. 

Una niña de tres años y medio salió por su propio pie del piso a pedir auxilio a los vecinos, que llamaron a los servicios de emergencia y rescataron a su hermano, de 9 años, que se encontraba en el interior de una habitación llena de humo. 

Hasta el lugar acudieron luego bomberos del Ayuntamiento de Madrid y agentes de la Policía Nacional, que localizaron también en el interior del domicilio completamente dormidos en otro cuarto a los padres, un hombre de 38 años y una mujer de 30, ambos de origen ecuatoriano, con muy claros síntomas de embriaguez. 

Abandono de menores

Los bomberos apagaron el pequeño incendio y los sanitarios del Samur-Protección Civil atendieron a los ocupantes de la casa por una pequeña intoxicación de humo. Luego los policías detuvieron a los padres por un delito de abandono de menores. Los niños se quejaron provisionalmente con otro hermano, de 18 años de edad. 

Los vecinos declararon luego a la Policía que los menores estaban desatendidos continuamente y que no era la primera vez que tenían que auxiliarles durante algún fin de semana que salían sus padres de fiesta, según ha indicado el diario 'El Mundo'.