Ir a contenido

Mercadillo navideño de La Latina

La Policía Municipal interviene 25.880 prendas en la "operación Pashmina II"

El pasado 27 de diciembre se hizo una inspección y se descubrió que el material no era el indicado en las etiquetas

El Periódico / Agencias

Policía Municipal de Madrid.

Policía Municipal de Madrid. / Policía Municipal de Madrid

Agentes de la Unidad Integral del Distrito de Latina de la Policía Municipal de Madrid intervinieron 25.880 complementos de vestir en el Polígono Industrial de Cobo Calleja (Fuenlabrada), gracias a una primera inspección en un mercadillo de Latina.

Según informó este martes la Policía Municipal, el pasado 27 de diciembre se realizó una inspección rutinaria en un mercadillo navideño de Latina, donde se encontraron a la venta 1.485 prendas (bufandas y gorros), etiquetadas como Cachemire, sin ser realmente el material utilizado para su fabricación.

Con una copia verificada del albarán de compra, facilitada por los comerciantes, y gracias a la colaboración del Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales, se consiguió averiguar la procedencia de las prendas y se puso en conocimiento de la Dirección General de Comercio y Consumo de la Comunidad de Madrid, para la realización conjunta de una inspección más detallada del producto.

Poliéster en lugar de Cachemire

De este modo, el 4 de enero de 2019 en el Polígono Industrial de Cobo Calleja, de Fuenlabrada, junto con los técnicos de la Comunidad de Madrid, se procedió a la inspección del almacén, donde quedaron inmovilizados 25.880 complementos que hacían pasar como material elaborado en Cachemire (lana "Pashmina" de "Capra aegragus hircus").

Varias muestras de estas prendas fueron analizadas por el laboratorio del Servicio Oficial de Inspección, Vigilancia y Regulación de las Exportaciones (Soivre), dependiente de la Dirección Territorial de Comercio. El resultado de las pruebas, en relación con la materia prima, permitió comprobar que estaban elaboradas con el 100% de poliéster, no correspondiendo con el etiquetado ni con el producto ofrecido al consumidor. También se comprobó que coincidía con la fibra analizada en la primera intervención.

Las prendas fueron inmovilizadas cautelarmente para la subsanación del etiquetado y para la comprobación de su trazabilidad en la importación mediante el Servicio de Vigilancia Aduanera, presente en la operación, por una posible infracción a la Ley de Represión del Contrabando.

Las 25.880 unidades alcanzan un valor económico de venta mercantil de 77.640 euros, pudiéndose triplicar en el mercado destinado al consumidor.

Temas: Madrid