Ir a contenido

Entre 168 urbes de 30 países

Madrid, la novena ciudad europea con mejores infraestructuras culturales

Un índice de la Comisión Europea coloca en el top 10 a la capital de España por delante de Berlín o Londres

El Periódico / Agencias

El Guernica, la obra maestra de Picasso e icono del horror del siglo XX. 

El Guernica, la obra maestra de Picasso e icono del horror del siglo XX.  / CHEMA MOYA (EFE)

Madrid se sitúa entre las diez ciudades europeas de más de un millón de habitantes con mejores equipamientos enfocados a propuestas culturales, en concreto, en la novena posición, según el último 'Cultural and Creative Cities Monitor', un indicador elaborado por la Comisión Europea para tomar el pulso cultural de las ciudades.

De este modo, la capital alcanza la novena posición por delante de capitales como Londres o Berlín. Esta posición, además, impulsa a la ciudad en el ránking general que mide el dinamismo cultural donde Madrid ocupa el puesto número 13 de un total de 21 ciudades, según un indicador global que mide, además de las infraestructuras, la participación de los ciudadanos en actividades culturales.

El público local es mayoritario -un 93%- en entidades como CaixaForum Madrid, que constituye el primer centro cultural privado de la ciudad, registrando una afluencia de 800.000 visitantes anuales que participaron en alguna de las 1.455 actividades organizadas en el 2017.

Se trata de un punto diferencial respecto a los grandes museos de arte, entre los que se encuentran el Museo Nacional del Prado (2.824.404 visitantes) y el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (3.880.812 visitas), las pinacotecas de titularidad pública más visitadas.

El perfil del visitante predominante en estos museos es turista (59,09% de público no residente en España en el Museo del Prado, según la Memoria de Actividades del museo del 2016).

El índice 'Cultural and Creative Cities Monitor' está elaborado por el Centro Común de Investigación de la Comisión Europea. Esta edición cubre 168 ciudades en 30 países, teniendo en cuenta la proporción de vida cultural que tiene en función de su número de habitantes. En él se analizan 29 indicadores como el número de teatros, cines o conciertos o la cifra de visitantes a museos.