Mujeres protagonistas

Carmena fija el 2018 como "el año violeta, de un nuevo feminismo"

La alcaldesa de Madrid resalta la figura de las periodistas y escritoras Sofía Casanova y Carmen de Burgos

Manuela Carmena, en una rueda de prensa.

Manuela Carmena, en una rueda de prensa. / ZIPI (EFE)

1
Se lee en minutos
El Periódico / Agencias

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha asegurado este miércoles que el año 2018 pasará a la historia como "el año violeta, de un nuevo feminismo", en el que ha "cobrado protagonismo" la cultura de la mujer.

"Es imprescindible que en este 2018 no se olvide porque probablemente pasará a la historia como el año violeta, de un nuevo feminismo, de la recuperación de la necesidad del protagonismo de las mujeres", ha indicado la regidora madrileña durante el acto de inauguración de una jornada sobre mujeres polacas que destacaron en diversos ámbitos.

Carmena ha incidido en la importancia de que la cultura de ser mujer tenga protagonismo, porque "ser mujer significa paz, cuidado y diálogo, y son valores que necesita la sociedad". "Son valores necesarios, y una cultura femenina ha ido trabajándolos, y está dispuesta a enriquecer la sociedad", ha añadido.

En su intervención, la alcaldesa ha puesto en valor el papel que jugaron Sofía Casanova, escritora y corresponsal en Polonia, y Carmen de Burgos, también escritora y corresponsal de guerra. Carmena ha lamentado que "muchas historias de mujeres quedan ocultas por la dificultad de encontrar documentos", y que le ha costado encontrar una biografía de Carmen de Burgos.

Madrid, "altavoz" del mundo

Carmena ha asegurado que la capital tiene la "enorme satisfacción de acoger el cuerpo diplomático" que consigue que Madrid tenga "un poco del mundo". "Cuando tuve la oportunidad de ser alcaldesa, quise conectar con el cuerpo diplomático, poner a su disposición instalaciones municipales... queremos que Madrid sea altavoz de sus países, de todo lo que tienen que enriquecer con sus experiencias", ha indicado.

Noticias relacionadas

Por ello, ha incidido en la necesidad de que Madrid recoja "ecos de todo el mundo" con el objetivo de que "Madrid sea una capital universal, no solo por vocación de internacionalismo, sino porque se vive en un mundo global, en el que cada conexión que se pueda hacer hay que aprovecharla".

Carmena entiende que con estas actitudes se trabaja "por la consolidación de la paz y el desarrollo, y ese concepto magnífico que es la humanidad". "Si algo es bandera del concepto humanidad es la solidaridad", ha concluido.