Ir a contenido

Nueva asociación

Nace la 'Plataforma por la Seguridad de Puente de Vallecas' contra la degradación del distrito

La asociación ha sido fundada "sin vinculación política" para pedir más efectivos policiales y luchar contra la okupación de espacios

El Periódico / Agencias

Estación de Puente de Vallecas.

Estación de Puente de Vallecas.

Una vecina de Puente de Vallecas, con el apoyo de varias asociaciones de vecinos, está constituyendo la Plataforma por la Seguridad de Puente de Vallecas ante "la falta de agentes nacionales y municipales" en el distrito y de un comisario permanente de la Policía Nacional.

Alicia Perdiguero, ama de casa de 58 años, ha decidido poner en marcha esta plataforma "tras la pasividad de algunas entidades politizadas y de los partidos políticos que antes salían a la calle para pedir seguridad y que cuando han llegado al Gobierno de España se esconden en sus sedes, sin hacer mención de la degradación que sufre el barrio".

Por eso, apueta por una plataforma, que ya cuenta con mil firmas, "sin vinculación política" y en la que "no sobra nadie". "Esta entidad se crea tras el abandono que mantiene el delegado de Madrid tras el cambio de Gobierno, quien conoce perfectamente que esta ocurriendo pues así se lo hicimos llegar a su representante en el Consejo de Seguridad del distrito", ha señalado Alicia.

Uno de los principales problemas de los que se quejan las asociaciones de vecinos de Puente de Vallecas es la falta de un comisario en el distrito y, con ello, una persona implicada en solucionar los problemas que sufren, como se tenía cuando el comisario jefe Manuel Soto dedicaba al distrito.

"El último, poco querido por su actitud, se marchó a principios de verano a la UDYCO dejando aun más abandonado el distrito. Solo sabia vender en los medios de comunicación. Era un gran publicista aunque poco le vimos pisar la calle", ha indicado la presidenta de la plataforma, que pide un comisario que no sea de tránsito.

La recién creada plataforma por la Seguridad de Puente de Vallecas también ha aludido a la Policía Municipal. "Un asesor de la Policía Municipal (cuerpo de 6.300 agentes) se escudó en la última Junta Local de seguridad, en que no tenían agentes suficientes para reforzar la vigilancia del distrito. Adujo que la limitación de la tasa de reposición de funcionarios impedía, incluso, cubrir las jubilaciones", ha señalado Perdiguero. "Tenemos fines de semana con solo dos coches de Policia en el distrito", ha apostillado.

Okupación, prostitución y salas de juego

Las asociaciones vecinales de Vallecas mantienen que hay unos 40 pisos de venta de droga en la zona. Algunos residentes han explicado que en su portal ya han llegado a instalar cámaras de seguridad: "Cuando salimos a trabajar a las seis de la mañana nos encontramos a yonquis tirados, incluso en invierno se meten dentro de los cubos de basura". "Los yonquis caminan por las calles como zombies de Walking Dead", señaló otro de los miembros de esta nueva entidad.

También señalan que la heroína está comenzando a ser una de las sustancias ilegales más vendidas en Vallecas y algunos ciudadanos afirman sentir "temor" ante el retorno de este opioide. "Era algo que guardábamos en nuestra memoria como una de las peores pesadillas de nuestro barrio", sentencia Alicia Perdiguero.

La prostitución es otro de los obstáculos que dificultan la convivencia en el barrio, ya que "se ha ido apoderando de los bloques y locales de la zona", a lo que hay que sumar el aude de la publicidad sexual en el distrito y en el resto de la capital. La plataforma 'No Acepto Madrid' recogió casi mil kilos en folletos de publicidad sexual el pasado mes en Puente de Vallecas.

Los vecinos también critican el aumento de locales para el juego y el ocio nocturno en sus barrios, "que además generan un molesto ruido que dificulta el descanso en el barrio y traen consigo numerosas reyertas".

La Plataforma por la Seguridad de Puente de Vallecas también considera "inadmisible" que todavía haya okupas en la capital. "El problema es que parte del gobierno de Manuela Carmena tiene ciertos complejos a la hora de condenarla. Es más, la amparan y creen realmente en ella. Madrid se está convirtiendo en el paraíso de las okupaciones, y concretamente de las narcookupaciones y de las ocupaciones mafiosas, ademas de las agresiones y asesinatos que alteran la vida de los vecinos", concluye la presidenta.

Por su parte, el Consistorio de la capital se ha mostrado en contra de la okupación de viviendas y ha asegurado que no es un "sistema de acceso válido" a la vivienda pública.

0 Comentarios
cargando