Ir a contenido

Conflicto laboral

Fijados en el 90% los servicios mínimos para la huelga de vigilantes en Barajas

El Gobierno acuerda estas prestaciones para unos paros parciales que permanecerán hasta el 3 de septiembre

El Periódico / Agencias

Colas en los mostradores de facturación del aeropuerto de Madrid-Barajas.

Colas en los mostradores de facturación del aeropuerto de Madrid-Barajas. / JUAN MANUEL PRAT

La Delegación del Gobierno en Madrid ha establecido unos servicios mínimos del 90% ante los paros parciales de vigilantes de seguridad del aeropuerto de Adolfo Suárez Madrid-Barajas, convocados por Alternativa Sindical desde mañana viernes, 24 de agosto, hasta el 3 de septiembre, con paros parciales de 5 a 14 horas.

Ilunion Seguridad, la empresa concesionaria del control de los filtros del aeropuerto, que pedía servicios mínimos del 100% por ser "una época sensible", han informado además de que este jueves se reunirán de nuevo con los sindicatos a las 11 horas en el Instituto Laboral de Madrid para volver a transmitir su compromiso de abonar los pluses, tal y como está contemplado en el convenio colectivo del sector, y se ha comprometido por escrito.

De hecho, la empresa ha asegurado que ya ha quedado reflejado en las actas de no acuerdo de negociaciones anteriores que la parte empresarial se compromete a pagar los pluses fijos a mes en curso -afirman que ya lo hicieron el 28 de julio- y los variables a mes vencido -cosa que harán a finales de agosto, pues solo llevan 52 días ofreciendo este servicio en Barajas-, han explicado fuentes de la compañía.

Colas y retrasos

Desde Alternativa Sindical, el portavoz, Alberto García, ha afirmado que son "cautos" ante esta reunión después del último encuentro del pasado martes. García cree que la razón de que la empresa vuelva a sentarse con ellos es más fruto de "las presiones" del sector que de su voluntad de negociar. Según este portavoz "aunque los servicios mínimos sean del 90% generarán colas y retrasos".

"Con que falten dos vigilantes ya son dos pasillos inoperativos, y eso se nota", explica el representante sindical, que apunta que eso es sin contar la "huelga de celo", mediante la cual los vigilantes obligados a trabajar por los servicios mínimos pueden "trabajar más lento" y generar más retrasos.

Alternativa Sindical reclama que Ilunion cumpla con los pluses como los de radioscopia, rotación o productividad acordados con la patronal y Fomento en una mesa de trabajo en septiembre del año pasado; que se respeten los complementos consolidados con la anterior concesionaria desde el 1 de julio, y que estos no sean absorbidos por otros.

La empresa presta servicios de seguridad a través de dos sociedades Ilunion Seguridad (7.000 vigilantes) e Ilusion Outsourcing (4.500 auxiliares) que suman 11.500 trabajadores.

En el caso del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, cuenta con 1.100 trabajadores, de los cuales 700 son vigilantes y 400 auxiliares que pertenecen a la compañía de servicios y trabajan en los puestos de filtro de viajeros, esto es el control de tarjetas de embarque y acceso a viajeros.

0 Comentarios
cargando